corner
Archivo/Navegantes
     
   
a
 


Inicio

 
Bio-Tecnología
Clonación de embriones humanos

rescatado por Juke
 

Pórtico Luna


Reuters - Washington, 26 de Noviembre 2001

El anuncio de una compañía estadounidense, de haber clonado por primera vez un embrión humano, ha desencadenado un candente debate sobre la ética de la investigación, especialmente después que la compañía hizo el lunes una firme defensa de su trabajo.

La compañía de biotecnología, Advanced Cell Techonology Inc (ACT), con sede en Worcester, Massachusetts, expresó que este avance científico no estaba encaminado a clonar seres humanos sino a la obtención de células madre para crear nuevos tratamientos para enfermedades como el Parkinson y la diabetes juvenil, entre otros.

"Nos sentimos optimistas de que estos primeros pasos marcarán un hito en la historia de la medicina", dijo Michale West, presidente y director ejecutivo de ACT, durante una entrevista en el programa Good Morning America, de la cadena de televisión ABC.

En otra entrevista para el programa Today, de la cadena NBC, West expresó que aunque se necesita la supervisión del gobierno, consideraba que preocuparse demasiado por esto "era como hacer una montaña de un grano de arena, si se comparaba con la montaña de oportunidades" que la nueva tecnología ofrecía.

"Podemos hacer mucho más bien que mal. Tenemos que preocuparnos con la exageración de nuestras inquietudes sobre un mundo nuevo", dijo.

A las pocas horas de haber hecho el anuncio el domingo, la Casa Blanca se pronunció en contra de la investigación, así como grupos religiosos e importantes dirigentes políticos, tanto republicanos como demócratas.

"Algunos pueden considerarlo como un avance. Creo que es un deterioro moral", dijo en un comunicado Raymond Flynn, presidente de la Alianza Nacional Católica y ex embajador estadounidense ante el Vaticano.

Desde la creación de la oveja Dolly en 1997 se han clonado varios animales y, a pesar de que no existían barreras técnicas reales para clonar a un embrión humano, este avance científico parece haber cruzado los límites y ha dejado intranquilos a muchos alrededor del mundo.

El vicepresidente de ACT, Joe Cibelli, que dirigió la investigación, dijo que su equipo había usado tecnología clásica de clonación en un óvulo humano y una célula cutánea humana.

Los científicos extrajeron el ADN del óvulo y lo reemplazaron con el ADN del núcleo de la célula adulta, explicó.

El óvulo comenzó a dividirse como si hubiera sido fertilizado por un espermatozoide, pero el proceso se detuvo, cuando aún era un conglomerado de células, para evitar que se convirtiera en un bebé. La misma tecnología ha sido empleada para clonar ovejas, vacas y monos.

La compañía se esforzó por dejar claro que no intentaba crear una serie de bebés genéticamente idénticos.

"No estamos hablando de vida humana. Estamos hablando de vida celular. Hay una diferencia fundamental. Me considero una persona a favor de la vida y no creo que ésto sea un tópico relacionado con el derecho de vivir", dijo West a la NBC, utilizando el término que usan los que se oponen al aborto para describirse a sí mismos.

Sin embargo, a pesar de sus declaraciones, la Casa Blanca emitió su firme desaprobación de la investigación.

"El presidente se opone en un 100 por ciento a la clonación de embriones humanos", dijo a CNN un funcionario de la Casa Blanca.