corner
Archivo/Escritos
     
   
a
 


Inicio

 
Poesía
Alquimia del cerdo

por Pablo Contursi
 

Pórtico Luna

Poema ganador del II Concurso Ciencia Infusa,
este año dedicado a la poesía futurista, urbana y de ciencia ficción.

 

A. Verificar que la frecuencia de la oscilación
de tabuladores y perillas
sea exclusivamente una inserción
de la materia espiritual de la tortuga,
y —de ningún modo—
una marca de barro
advertida en la puerta que da a la calle.

E. Tener en cuenta que un número impar
de proposiciones atómicas
por lo general derivará,
al ser expuesta a la luz solar,
en gemidos, en matrices tridimensionales,
o en tardes a la orilla del río.
Para evitar la coagulación de las falsedades
en torno del armónico fundamental
del resultado de la contrastación de la hipótesis,
se recomienda una adecuada ventilación
de las entrañas de dicho protozoo,
en series que equidisten del sensor infrarrojo
en una proporción semejante a la designada
por la velocidad de los peces
dividida por la cantidad de alumnos ausentes.

I. La paridad debe conservarse a toda costa.
Da lo mismo que el pedido de pizzas
pueda incluirse dentro de los llamados fenómenos psi,
o que el engranaje manifieste una alocada tendencia
a la imitación del llanto de la libélula.
En cuanto a la aplicación de técnicas
de radiometría inconclusa, cerciorarse
de la correcta ubicación de los carburadores y los piñones,
y de sus respectivos escondrijos termodinámicos
y válvulas de corte longitudinal.

O. Inyectar una solución de ácido desoxirribonucleico
en los pliegues de las concavidades redundantes
del habla popular. Nunca —bajo ningún punto de vista—
soslayar, como quien mira con el rabillo del ojo,
las propiedades transitivas del espesor del caparazón
—en cuanto a su intrínseca subordinación jerárquica—,
que, en todo sentido, debe prevalecer
sobre la hipocresía,
típica de circuitos mal manufacturados.
Una vez puesto en marcha el motor,
combinar su ángulo de giro
con tres manos de pintura para interiores,
dos campanas tañidas sin querer,
y una cantidad descendente de cables de cobre
y estaño gaseoso.

U. Entonces,
el cerdo aparecerá
y repetirá incesantemente
el motivo de su neutralidad
sobre las opiniones políticas en boga.
Para desestabilizar la recurrencia,
bastará con dos gotas
del llanto de una esponja exprimida.