corner
Archivo/Artículos
     
   
a
 


Inicio

 
Internet
Visa digital

por Javier Sinay
 

Pórtico Luna

Contra la frialdad de las máquinas

El uso masivo de los simbolitos para expresar estados de ánimo (Emoticons) creó un nuevo lenguaje y hasta disparó una guerra de propiedad intelectual entre los gigantes de Internet.

Cuando dos personas conversan cara a cara suelen hacer gestos (o inflexiones en la voz) que le agregan un matiz (y hasta un nuevo significado) a lo que dicen. Y en el caso de Internet (principalmente en mails, chats, pagers o programas de mensajes), la mayor parte de la información circula de manera escrita, y en ese caso, resulta difícil agregarle expresión a los caracteres. Ahí entran en escena los Emoticones, esos símbolos formados por tres combinaciones de teclas y que mirados con la cabeza inclinada hacia la izquierda, simulan una cara en la pantalla. Su nombre viene de ‘emotion’ (emoción) e icon (Icono). Los más comunes se crean combinando los dos puntos como si fueran los ojos, el guión como nariz y el paréntesis como boca. O sea, :-).

Pero la típica sonrisa (descendiente directa del icono del Acid House) es solo el pionero de los símbolos utilizado para expresar un estado de ánimo: cada vez son más los que florecen en el cyberespacio y el auge llegó al punto que Despair Inc, una compañía top americana dedicada al comercio de calendarios, posters, llaveros, tazas y remeras con frases desmotivadoras (o pesimistas), llenó hace dos años las planillas para registrar como marca al principal enemigo del smiley, o sea, el triste :-(. El sÍmbolo ‘bajón’ es desde hace tiempo el logo de esa empresa y la sorpresa llegó hace pocas semanas, cuando la oficina de patentes de Estados Unidos le otorgó la propiedad intelectual de ese emoticon. Justin Sewell, el Presidente, amenazó en su sitio con demandar a los mas de 7 millones de usuarios que lo utilizan sin permiso. Luego de las miles de quejas recibidas decidieron licenciar su uso por cero dólares, siempre y cuando se reconozca la propiedad de la compañía sobre el simbolito. El celebre ‘Diccionario de los Hackers’ le atribuye a Scott Falham, de Carnegie Mellon, la creación del primer ‘smiley’ en 1980, pero fueron los propios internautas quienes popularizaron y ampliaron la familia. A los básicos (que representan estados de animo), se le fueron sumando de a poco otros como: -O gritar, 8-) llevo anteojos, :-x te mando un beso, #-) estoy arruinado, -:-) soy punk,-:-( soy un punk autÈntico, <:-) tonto; y personajes como =:-)= El TÍo Sam, ø:-) El diablo, +-(:-) o El Papa. Desde ya dejaron de ser propiedad exclusiva de los nerds o adictos a la compu: En el nuevo soft de mensajes instantáneos de Yahoo! (el Messenger 5.0), cuando tipeamos los caracteres que forman un Emoticon, este toma vida y aparece en nuestra pantalla y la de nuestro interlocutor. Las nuevas versiones del ICQ (el 2001) y MSN Messeger van más adelante y los incluyen como ‘nuevas, practicas y divertidas’ funciones. Cada programa trae unas 40 expresiones faciales listas para usar, y asÍ ahorrar tiempo en nuestras cyber-conversaciones. Un click de mouse y a otra cosa.