corner
Archivo/Escritos
     
   
a
 


Inicio

 
Ensayo
Sobre la opinión general

por Arthur Schopenhauer
 

Untitled Document

Extraído del libro "Aforismos sobre el arte de saber vivir"

Ediciones Valdemar - http://www.valdemar.com

"Lo que se llama opinión general se reduce, si lo examinamos bien, a la opinión de dos o tres personas; y quedaremos convencidos de ello si pudiéramos ver la manera como nace tal opinión universalmente válida. Entonces descubriríamos que, en un primer momento, fueron dos o tres personas quienes por primera vez asumieron y presentaron o afirmaron y que se fue tan benévolo con ellos que se creyó que las habían examinado a fondo; prejuzgando la competencia de éstos, otros aceptaron igualmente esta opinión y a éstos creyeron a su vez muchos otros a quienes la pereza mental los empujaba a creer de golpe antes que tomarse la molestia de examinar las cosas con rigor. Así creció de día en día el número de tales seguidores perezosos y crédulos.

De hecho, una vez que la opinión tenía un buen número de voces que la aceptaban, los que vinieron después supusieron que tan sólo podía tener tantos seguidores por el peso concluyente de sus argumentos. Los demás, para no pasar por espíritus inquietos que se rebelan contra opiniones universalmente aceptadas y por sabidillos que quieren ser más listos que el mundo entero, fueron obligados a admitir lo que ya todo el mundo aceptaba. En este punto, la aprobación se convierte en un deber. En adelante, los pocos que son capaces de sentido crítico estarán obligados a callar y sólo pueden hablar aquellos que, del todo incapaces de tener una opinión y juicio propios, no son más que el eco de las opiniones ajenas. Y además son los defensores más apasionados e intransigentes de esas opiniones.

De hecho, en aquel que piensa diferente, ellos odian no tanto una opinión diversa que él afirma cuanto la audacia de querer juzgar por sí mismo, cosa que ellos no pueden hacer y en su interior lo saben, pero sin confesarlo.

En suma, son muy pocos los que piensan pero todos quieren tener opiniones. ¿Y qué otra cosa les queda más que tomarlas de otros en lugar de formárselas por su propia cuenta? Y dado que esto es lo que sucede, ¿qué puede valer la voz de cientos de millones de personas? Tanto, por ejemplo, como un hecho histórico que se encuentra en cien historiadores, cuando se constata que todos se han copiado unos a otros, con lo que, finalmente, todo se reduce a un solo testimonio."