corner
Archivo/Artículos
     
   
a
 


Inicio

 
Sociedad
La importancia de un video-juego

por Loreal
 

Pórtico Luna

Traducción de una noticia aparecida en la página independiente de noticias de www.vilaweb.com.

 "Un video-juego criminaliza el movimiento anti-globalización.

Estado de Emergencia es un nuevo vídeo-juego para Playstation 2 producido por Rockstar Games, en el que el enemigo es el movimiento anti-globalización*.

Este juego se sitúa en un futuro próximo, con revueltas urbanas y una opresiva American Trade Organization (ATO) que ha declarado el estado de emergencia. Para desestabilizar a la ATO (nombre que enmascara a la Organización Mundial del Comercio) todo vale, hasta matar a los ciudadanos que se encuentran en medio de los disturbios.

El juego se comercializará en octubre, pero ya se ha presentado este mes en la Expo de Vídeo-juegos de Los Angeles. Medios anti-globalización como Indymedia ya han denunciado el juego, basado en las protestas de Seattle contra la conferencia de la WTO, hace un año y medio. Esta noticia** de Associated Press también se hace eco de la polémica levantada por el vídeo-juego."

*******

He visitado tanto la página de Rockstar Games como la de Indymedia (una publicación independiente afiliada a movimientos anti-globalización estadounidenses). El juego en sí mismo es el típico de mata-lo-que-se-mueva, en 3D, gran ingeniería de software y el argumento de siempre: Los rebeldes hacen uso de todo su arsenal para acabar con los opresores. En este caso, los opresores son una ficticia ATO (American Trade Organization), que según Indymedia, está basada en la existente WTO (World Trade Organization) contra la que hubo grandes manifestaciones en Seattle en su última reunión, que se saldó con un montón de detenidos ( 600 según Indymedia ) y 3 millones de dólares en destrozos materiales. La opinión de Indymedia es que el juego trivializa el movimiento anti-globalización. Mary Lou Dickerson, miembro del movimiento pacifista en la manifestación contra la WTO dijo: "Si su hijo quiere ser un anarquista violento, este es el mejor juego para entrenarlo ", y que el juego era una bofetada contra los 40,000 manifestantes pacifistas del movimiento.

Yo de lo que estoy sorprendido es de la importancia social que están generando los vídeo-juegos, y de la poca cultura general, por otro lado, respecto a este género del ocio. El vídeo-juego en sí mismo no vale nada de nada, su argumento es de lo más apañado, y habría que ver su jugabilidad. Es cierto que permite mucho armamento, pegar a la policía, saltar encima y hasta pisotearla, pero es que es más de lo mismo en el campo del vídeo-juego y creo que su valor comercial se lo va a dar la propia polémica que ha generado por su argumento; polémica, por otro lado, pillada por los pelos, pues no es el primer vídeo-juego donde los enemigos son una opresora multinacional. No hay manera en este mundo de valorar las cosas por lo que son, y en todos los bandos hay fanáticos que ven Vírgenes aparecidas y Diablos encarnados en todo lo que les conviene. Lo cual lleva siempre a la demonización, la censura y la caza de brujas, y si el movimiento anti-globalización ( ...eso de que empiece por "anti" ya me pone malo y denota gran falta de imaginación...) empieza censurando un juego, ¿que van a hacer los globalizadores?

Por otro lado, ¿cómo es posible que las empresas de vídeo-juegos todavía sigan sacando basura argumental disfrazada con grandes avances tecnológicos?. Nadie debería comprar, ni siquiera piratear, semejantes estafas, seguro que existen plantillas para hacer juegos de este tipo.

Cambias a los rebeldes por Indios Americanos y a la ATO y su policía por Vaqueros Opresores y ya tienes un vídeo-juego del Oeste, trivializando a los sufridos indios. Y así hasta que se acaben los argumentos rebelde-opresor y tengas que tirar de ovejas cabreadas contra lobos inocentes.

¡Hasta el moño de todos los bandos! Voy ha hacer un vídeo-juego donde un rebelde jugador fanático se enfrenta contra toda la industria del ocio y su falta de originalidad.

*(Esto es un error por parte de Vilaweb, el movimiento anti-globalización no aparece por ningún lado, dentro del vídeo-juego)