corner
Archivo/Navegantes
     
   
a
 


Inicio

 
Bio-Tecnología
El poder de la mente

rescatado por cTarkus
 

Pórtico Luna

Los científicos del Neurosciences Institute trabajan para restablecer el movimiento en las personas que tienen graves problemas de movilidad.

Mover objetos con sólo el pensamiento es lo que hacemos todos cada día. Estos objetos, naturalmente, forman parte de nuestro cuerpo, y son los brazos, las piernas, la cabeza... Durante los últimos 20 años, los neurólogos han demostrado que las neuronas del cerebro tienen un comportamiento particular cuando tratamos de mover nuestras manos. Ahora ha llegado el momento de aplicar este conocimiento a la tecnología, de manera que sean las mismas neuronas las que devuelvan la movilidad a aquellos que la han perdido.

Los estudios actuales se han realizado con monos, sobre los cuales se han aplicado electrodos implantados en su córtex cerebral. El registro de las descargas eléctricas de 50 a 80 células cerebrales es una pequeña muestra de lo que miles de millones de ellas realizan en cada instante (comunicarse entre ellas durante el movimiento). Durante los experimentos, las señales son interceptadas por los electrodos y enviadas a un ordenador, donde son "decodificadas" para relacionarlas con determinados tipos de movimiento.

Una vez guardado el código, se puede utilizar para que el animal aprenda a mover una pelota o un cursor esférico en un espacio virtual, hacia un destino específico, sin utilizar sus manos.

Así, se ha conseguido ya que un sujeto mueva el cursor en una pantalla de ordenador mediante un "control cerebral" directo. En un futuro próximo, se reemplazará el cursor con un brazo robótico, de manera que el mono pueda utilizarlo para alcanzar y recoger comida mientras sus propios brazos se mantienen sujetos e inmóviles.

El siguiente paso, aplicado a los seres humanos, permite suponer que personas paralizadas podrán utilizar su cerebro para gobernar elementos robóticos. A medida que el trabajo progrese, la estimulación eléctrica funcional de los músculos de los pacientes podría permitirles usar sus propias extremidades en vez de los apéndices mecánicos.

InformaciÛn adicional en:

http://www.nsi.edu/