corner
Archivo/Escritos
     
   
a
 


Inicio

 
Novela
Ciencia Ficciσn: Una Novela de Ion Tichy (Cap.1: Una Reliquia Histσrica)

por Ion Tichy
 

Pórtico Luna

CAPITULO 1: Una Reliquia Histórica

Vieja Inglaterra, año 2074 D.C.
Gedeón entró en el domo y cruzó el salón sin intercambiar una sílaba con sus progenitores. Ambos contemplaban la pantalla comunal estirados en el amplio sofá-cama. No es que fuesen unos padres especialmente desinteresados en su hijo, pero a aquella hora el mundo entero quedaba reducido al serial de la OBBC. La diversidad de la oferta cultural era descomunal. Una inmensa mole de saberes y placeres a disposición de todo el mundo y la Vieja Inglaterra enganchada a las desventuras teleimaginadas de una familia estúpida.
Como su habitáculo personal ocupaba el flanco opuesto, Gedeón tuvo que atravesar toda la vivienda, abriendo y cerrando los accesos a las estancias con su chip particular. Todo en aquella casa se accionaba con el chip, excepto los dormitorios personales que operaban automáticamente reconociendo el olor de su dueño.
Avanzó con precipitación por el último tramo del pasillo. A pocos metros de su dormitorio, las puertas computerizadas se abrieron, justo el tiempo necesario para que el chico cruzara su umbral.
......– Hola Ged, ¿cómo estás?. Te estaba esperando.
Los portalones metálicos se cerraron a su espalda, ajustándose herméticamente. Gedeón esperó a que la habitación quedara perfectamente sellada. Ahora sólo su olor o una bomba de neutrones podrían abrirla.
Abrió luego una pequeña caja fuerte disimulada estratégicamente entre la decoración. Desabrochó su chaqueta de cuero amarillo y extrajo de su pechera un fajo de papeles medio arrugados. Los introdujo en la caja fuerte y cambió la combinación alfanumérica.
Si su madre le hubiera visto esconder unos textos impresos en papel dentro de la caja fuerte se hubiese alarmado. Las cajas fuertes son un complemento muy común del mobiliario de los domos y se utilizan para guardar la intimidad de algún que otro objeto al que se le guarde especial querencia. Para los documentos importantes están los archivos secretos de la Red. Nadie guarda papeles en las cajas fuertes. No tiene sentido. A menos, claro está, que esos papeles tengan una importancia extrema. Un especialista en mecánica cibernética con conocimientos superiores en programación puede, con mucha paciencia y algo de buena suerte, acceder al archivo secreto de cualquier ciudadano, con tal de que se lo proponga. Pero si alguien quisiera leer el contenido de aquellos papeles se vería obligado a acceder a ellos "in situ" y extraerlos de aquella caja fuerte con sus propias manos.
¿Pero qué papel puede tener tanta importancia como para que, en los tiempos que corren, un individuo se decida a ocultarlos privadamente, igual que un siglo atrás hacían los ancianos con el papel moneda, que lo escondían bajo las losas del suelo?. Gedeón debía tener buenos motivos para obrar con tal secretismo. Y no eran sus padres la principal fuente de su preocupación; aunque también. Por que todo hijo tiene algo que ocultar. Y además si su madre hubiese sabido que aquellos folios estaban manuscritos su intranquilidad se hubiese acrecentado hasta alarmarse.
Aún existe mucha gente a la que le gusta escribir a mano. Pero suelen pergeñar bocetos que posteriormente digitalizan, quedando perfectamente listos para ser volcados al Gran Secretario, que es como se conoce familiarmente al Software administrativo que ofrece la Red. En la jerga marginal de la calle algunos jóvenes cuya finura en el idioma deja mucho que desear lo llaman Gran Criado. En síntesis, es una gigantesca oficina virtual que clasifica documentos de todo tipo, desde América hasta los Estados Unidos del Japón, pasando por la Caucásia.
El caso es que una vez el manuscrito se introduce en la red, pierde todo valor como tal. Protejerlo en una caja fuerte es absurdo.
Naturalmente existen los originales. Los ciudadanos atraídos por la creación literaria o ensayística, procuran ocultar celosamente su obra para poder comerciar con ella en las mejores ventajas. Un original es un valor de cambio. Se puede comerciar con ellos hasta que tras un número concreto de transacciones, alguien se decide a entregar el original a la Red, convirtiéndose ipso facto en Patrimonio Universal. Pero no es este el caso. El interés literario era algo muy lejano al talante de Gedeón. Cuando el chico quería adquirir algo en propiedad comerciaba con sus diseños virtuales, faceta artística para la que estaba medianamente dotado.
Tras ocultar las hojas se abrochó la zamarra amarilla de cuero repujado. Un atuendo poco frecuente en unos tiempos en que la sofisticación exige pieles tratadas con materiales plásticos, muy resistentes al agua y al calor, que embellecen con brillos deslumbrantes y que cambian de color, bien a voluntad, bien permitiendo caprichosamente que modifiquen su luz con reflejos azarosos.
Pero la chaqueta era un regalo de su abuelo, con la que había envuelto su cuerpo enjuto durante más de 40 años, luciéndola casi como un signo de identidad. Era de un amarillo apagado, un color totalmente en desuso, y estaba cruzada verticalmente por dos flechas negras de banda ancha, señalando la una hacia arriba y la otra hacia abajo. El añejo tono mate, llamaba la atención entre sus coetáneos que habían asumido ciertos estereotipos de su vestuario como dogmas de fe. Gedeón adoptó aquel retal como quien adopta un hijo. La mimaba con detalle para alargar su vida. Parecía una pieza de atrezzo. De algún modo lo hacía para sobresalir. Manías de juventud. Tan avanzado el siglo XXI, destacar con algún vestido verdaderamente innovador es complicado. Resulta más sencillo revolucionar la monotonía general con tendencias revivalistas.
Y Gedeón no quería ser uno más. Ese simple deseo le hacia sentirse diferente. Aunque en realidad no lo era. Todos somos uno más. Siempre ha sido así y especialmente en este último tercio de siglo.
Se dirigió hasta la puerta y ésta se abrió como si obedeciera una órden mental.
.....‚ Hasta luego, Ged. Te estaré esperando.
Salió de su habitáculo y desanduvo buen trecho del pasillo. Accionó su chip y entró con premura en la cocina.
.....‚ Hola, Ged.
Abrió la cámara de los alimentos y buscó algún preparado rápido. Tenía prisa, así que extrajo un puré vitamínico milsabores. Obviando las cómodas butacas que rodeaban la mesa adaptada se sentó en la tabla que atravesaba la cocina por su pared frontal.
.....‚ Pantalla ‚ dijo con la boca llena
El visor se iluminó.
.....‚ Hola Ged. Ahora son las 20 horas del 12 de octubre del año 2074. ¿Deseas conexión?.
Gedeón asintió con un sí deformado por la masticación.
.....‚ Conexión exitosa. Tipo.
.....‚ Noticiarios
La pantalla vibró:
.....‚ Especifica
.....‚ Cualquiera ‚ respondió Ged casi sin mirar. ‚ El primero que sintonices. Que sea local.
Una locutora virtual ocupó el centro del visor:
........."...violentas algaradas en el East End. La repetición de estos sucesos preocupan a las autoridades londinenses aunque para la Policía el número de incidentes no es todavía suficientemente significativo. El Ministro del Interior ha declarado en rueda de prensa. Ofrecemos a continuación un extracto de su locución. `...por ahora poco más podemos hacer. Se está llevando a cabo un trabajo específico para reconducir a los alborotadores. Los educadores se esfuerzan con denuedo en organizar un plan de estudios sobre la rebeldía y la adaptación al medio social en los muchachos. Cada día se rehabilitan nuevas ágoras para quejosos. No existe censura para la protesta social.. Yo, en mi calidad de Ministro emplazo a la gente a que estas protestas se lleven a cabo civilizadamente. Somos conscientes de que algunos chicos se abocan a la violencia, pero esto ya no es un problema de Estado. Nosotros hacemos todo lo necesario para que esto no ocurra. Pero incidentes como los de la pasada noche escapan a nuestro control. Hay factores de otra índole: el desarraigo de muchos "sin familia", el ánimo contestatario propio de la juventud...Ante semejantes actitudes poco podemos hacer, repito. Es el lado negro de nuestra civilización. Hace ya bastante tiempo que optamos sabiamente por el ejercicio reflexivo y racional de la autoridad. La violencia es rechazable siempre; pero lo es aún más cuando emana del Poder. De modo que con las armas de que disponemos seguiremos en la árdua tarea de inculcar estos principios..."
.....‚ Cierra ‚ espetó Ged engullendo el último bocado. La pantalla volvió a centellear.
.....‚ Adios, Ged ‚ Y se oscureció por completo.
Al salir de la cocina se cruzó con su madre. La señora hizo un además de abrir la boca, pero él se anticipó. Enviándole un beso a distancia, le dijo que se retiraba a descansar. La madre no insistió.
Gedeón regresó a su privado. Entró y las puertas se cerrarón a su paso.
.....‚ Hola Ged, ¿cómo estás?. Te estaba esperando.
El chico se dejó caer en su cómoda
.....‚ Hola Sarah ‚ Se reclinó y lanzó un suspiro.
.....‚ ¡Muah! ¡Muah! ¡Te quiero!...Ahora son las 20 horas 18 minutos del día...
.....‚ Dame conexión, cariño.
.....‚ OK, mi amor. Sarah conectada.
.....‚ !Ah, Sarita! ‚ protestó tímidamente ‚ chocheas. Cada día eres más lenta. Sí, ya sé que tu velocidad es inamovible y que son las demás que van cada día más rápidas. Pero eso te hace parecer lenta, ¿no crees?. ‚ Sarah no respondió ‚ Por que te quiero mucho, mi dulce Sarita, que si no ya te hubiese jubilado.
En este preciso instante Ged podía pedir los chips de ultimísima generación desde esa misma butaca y en pocos minutos su máquina renovaría sus entrañas hasta ser completamente otra. Nuevo código, nuevo procesador, nuevas claves, nuevo nombre. Pero le había cogido cariño a Sarah. Nada le impedía renovar su computadora y bautizarla de nuevo con ese nombre. Sin embargo, Ged pensaba que una nueva pantalla no se debía llamar igual que la anterior. Es de ley respetar la memoria de nuestros muertos.
.....‚ Búsqueda.
.....‚ Especifica ‚ contestó Sarah ‚ Uso personal, Consulta, Trabajo...
.....‚ Entretenimiento ‚ interrumpió Ged
.....‚ Especifica. Cultura, Juegos, Deportes...
.....‚ Cultura.
.....‚ Especifica. Imagen, Sonido...
.....‚ Lectura; pesada, que eres una maldita pesada.
.....‚ Nivel
.....‚ Divulgación.
.....‚ Especifica tema.
.....‚ Las Camarillas.
.....‚ Listado parcial, seccionado, total...
.....‚ Lo más reciente.
Sarah procesó en 3 segundos.
.....‚ Hay varias entradas en el Diccionario Enciclopédico Universal. La Biblioteca Global actualizó su información hace dos años.
.....‚ Algo más reciente, por favor.
.....‚ Desconocido
.....‚ Intensificar búsqueda.
.....‚ Búsqueda fallida.
.....‚ Quiero textos no oficiales.
.....‚ Ensayos. Artículos. Tesis. Reportajes. Revistas...
.....‚ Revistas.
.....‚ Especifica. Divulgación. Académicas...
.....‚ Divulgación.
.....‚ Especifica...
.....‚ Divulgación especializada.
.....‚ Especifica orígen.
.....‚ USA y Europa.
.....‚ Especifica época.
.....‚ Ultimos diez años.
La pantalla destelleó como si hubiese sufrido una convulsion en los párpados.
.....‚ 2753 referencias. 66502 referencias paralelas. 66 ensayos. 7800 ensayos paralelos. 203 artículos específicos. 3110 artículos...
....Artículos específicos. El más reciente.
.....‚ Artículo "El origen de las Fundaciones". Autor, Tim Blake. Fuente:Magazine Paris 2072. Reseña a pie de página. No consultado.
.....‚ Algo un poquito más extenso.
.....‚ Especial "Camarillas y revolución". Autor, Tadeus Gronwold. Fuente:Hombres y costumbres, Boston 2061. 11 consultas.
.....‚ ¡Por favor Sarita, algo más reciente!.
.....‚ Artículo, "Una Reliquia Histórica" . Autor Fred Stern. Fuente: Revista de Antroposofía, London, 2069. No consultado.
.....‚ Actualizar.
.....‚ O.K.
La pantalla mostró el dibujo de una silueta frontal humana. Un grabado antiguo que parecía realizado originalmente al carboncillo. Unas líneas atravesaban el contorno antropoide en varias direcciones, como los sistemas de construcción virtual de figuras geométricas a principios de siglo. Encima de la figura, el título de la fuente consultada: Revista de Antroposofía.
.....‚ Indice temático ‚ pidió Ged.
La máquina escupió un listado. Ante sus ojos desfiló una larga serie de apartados y secciones hasta que la hizo detener en el artículo de Fred Stern.

"UNA RELIQUIA HISTÓRICA"


"Hoy quiero mostrarles una verdadera curiosidad antropológica. Se trata de unos manuscritos encontrados en Pawtuxet, cerca de Providence, en Nueva Inglaterra; una reliquia histórica que puede ayudarnos a comprender mejor aquel turbio y obscuro período de nuestra historia pasada, que fue el siglo XX.
El siglo XX fue el canto de cisne de la Era Positivista. A finales del segundo milenio D.C. el Positivismo era un cosmosistema en descomposición, un mundo que agonizaba disimulando sus debilidades. De hecho, convendremos en que cuando en la primera década del XXI consumió sus últimos estertores, tenía un aspecto bastante saludable. Sin embargo, estaba podrido por dentro. Diez años atrás, solamente diez años atrás, el homre confiaba en el triunfo definitivo de la racionalidad; en que el mundo avanzaría irremisiblemente hacia la globalización tecnológica; que la Tierra llegaría a ser un ciberplaneta, computerizado, esterilizado y liofilizado, sometido al rigor de la matemática y emocionalmente aséptico. De veras lo creían. Jamás en toda la Historia de la Humanidad se ha dado una falta de previsión tan grande.
Hoy día, es la cultura del Arte la que invade la realidad de nuestro tiempo. Por su propia finitud, el hombre siempre ha proyectado la idea de trascendencia. Primero fue, seguramente, la Madre Naturaleza. Luego los diosecillos particulares y los espíritus malignos; más tarde fue el Dios Uno y finalmente, el mismo Hombre (el dinero fue un subdios del hombre, y su culto, un culto a la vanidad). Hoy, lo trascendente es la Belleza. En la Era de la Estética todo se hace por y para el Arte ( !Líbreme Dios de escribirlo con minúscula! ). La creación artística es el único sentido de nuestras vidas; todo lo demás está subordinado a ella. ¡Qué diferencia con aquellos tiempos!.
Por que hubo épocas peores, en que los artistas eran profesionales. Los traidores, esclavos del marketing, cayeron en la espiral absorbente del dinero. Convirtieron el Arte en lacayo de la economía ( !Líbreme Dios de escribirlo con mayúscula! ). Cuadros, palacios, sinfonías...no eran producto del espíritu si no simples manufacturas. Los pocos artistas de ley eran perseguidos y relegados por inútiles, por vagos y, sobre todo, por vanidosos. Se les señalaba con el dedo, condenados por la masa acéfala a una humillante marginación. Tuvieron que refugiarse en su propia intimidad y esconder a los ojos de la sociedad sus tendencias estéticas, entonces considerada como una desviación.
Poco a poco fueron agrupándose furtivamente en camarillas. Primero fueron los Colectivos, despues las "Plataformas" y los "Círculos de Bellas Artes"; luego los "Independientes" supondrían la primera piedra de la reestructuración de las Fundaciones. Algunas mentes preclaras pergeñaron un cambio radical y utilizaron el Arte para combatir el sistema. Las autoridades les persiguieron. Veían en ellos una amenaza. Pero ¿qué podían hacer un puñado de locos armados con panfletos contra todo un sistema?. Poco o nada. Sin embargo la purga fue tremenda. Fueron hostigados con leyes sancionadoras, se prohibieron las reuniones clandestinas y las Asociaciones culturales. Aquel reducto de héroes desafió al poder promoviendo conciertos gratuítos o recitando poemas en las calles. Muchos lo pagaron con sus vidas. La revuelta fue apaciguada en unas pocas semanas. Los
periódicos de la época llamaron despectivamente a estas movilizaciones "La Revolución de los poetas".
Pero aquellos que no claudicaron hicieron de la defensa del Arte, una ideología, sin sospechar que estaban poniendo la simiente de un Nuevo Imperio. El resto ya lo conocen ustedes: la semilla germinó, y la planta creció y creció hasta dar su fruto. Los textos de Historia nos enseñan cómo primeramente algunos ciudadanos que veían exagerda aquella persecución protestaron; cómo la
gente de a pie comenzó a tomar conciencia y así hasta que a medidos de la cuarta década el dinero como valor de cambio fue sustituído por obras de Arte. Este hecho fundamental iba a marcar definitivamente el signo de los tiempos venideros e iba a desmontar la última pieza del engranaje que sostenía la Era Cientifista.
Los textos que traemos hoy a colación pertenecen al último período del Antiguo Régimen(2005-2015 dc), concretamente de sus inicios, de cuando la época de las Camarillas. Desgraciadamente se han perdido casi en su totalidad. Les anticipo que ambos hablan de Nueva York y de América. Asunto, en principio, demasiado prosáico para hacer literatura de calidad. Pero hay que tener en cuenta que eran tiempos difíciles y que en los artistas se acrecentó el odio hacia el consumismo. Nueva York y, por extensión, América era la encarnación material y, a la vez simbólica, de ese "way of life". Parecía que todo aquel mundo convergía en un sólo punto; que todo él dependía de un sólo botón. Nueva York era ese botón, como antaño lo fueron Roma, Atenas o Menfis.
Los documentos de Pawtuxet están datados con bastante fiabilidad. El análisis de la aceleración de los procesos degenerativos de las tintas y la prueba Ralf-Florian, que incide en la composición orgánica del soporte, permiten fecharlos en el ovtavo año del presente siglo (escritos en primavera del 2008).
Resulta que el reciente derribo de un edificio palaciego de finales del XIX, ordenado por el municipio de Pawtuxet, ha tenido como principial responsable a un ingeniero novato en período de pruebas. La deficiente planificación ha ocasionado la parcial destrucción de la mansión. Una bendita incompetencia para los amantes de la reconstrucción histórica. Destrucción y construcción, cínica paradoja.
Antes de que el Cabildo mandara barrenar la zona afectada por el derrumbamiento, multitud de arqueólogos se lanzaron ávidos a la busca de posibles restos de interés. Se descubrió un subsótano que presumiblemnte habría sido un centro de reunión de alguna camarilla importante y especialmente activa, dato éste, que se infiere de la significativa ausencia de documentación inculpatoria o de enseres identificativos. En cuanto grupos organizados, las Camarillas estaban tocando a su fin. Los revolucionarios de vieja escuela, si es que estos dos términos no son contradictorios, creían, en su ingenuidad, que el fin de las Camarillas iba a suponer el fin de su particular utopía. Y se dedicaron en cuerpo y alma a perpetuar su sectarismo formalista. Eran gente desesperada y cegados a los más elementales rudimentos de la prudencia, que para toda asociación ilegal suele ser palabra sagrada. Habían sido activistas secretos pero ahora que estaban condenados a desaparecer, no querían hacerlo en secreto. Despreocuparon su seguridad con la inconsciencia propia de quienes no albergan esperanza alguna. Fueron cazados y eliminados en violentos raids policiales. En sólo unos pocos años las Fuerzas Armadas desactivaron más de 4000 camarillas en los Estados Unidos.
En el año 2008, sólo las camarillas verdaderamente relevantes se procuraban aún el amparo del anonimato, conscientes de que su fin no significaría si no un paso más en el acontecer previsto, un paso ineludible, principio de una nueva fase de acción. La Camarilla de Providence era una de éstas. El pequeño santuario en que habían convertido aquella ratonera en las bodegas del palacete de Pawtuxet ha sido hallado vacío de pruebas informativas de verdadera relevancia. Solamente unos papeluchos medio podridos, con un sobreexceso de humedad que imposibilita la recuperación de sus contenidos. No obstante, se ha podido salvar parte de un par de textos, cuyo análisis es precisamente lo que nos ocupa en el presente artículo.
El primero es un borrador del acta de una conferencia impartida clandestinamente por algún prócer anti-sistema. Lamentablemente su deterioro es tal que únicamente se han podido extractar algunos párrafos legibles. El estilo retórico, de una contención y mediatez tan siglo XX, hace pensar que su autor fue posiblemente algún catedrático, un intelectual de espíritu cultivado y con una aguda psicología con la que radiografió finamente a sus coetáneos. Las partes salvadas no incluyen el final del acta, con la posible firma del conferenciante, ni tampoco el principio, en el que supuestamente hubiese podido figurar su nombre y apellidos, junto al título de la charla, el lugar en la que se impartió y la fecha exacta.
Todo lo que nos queda es una veintena de líneas, distribuídas a lo largo de 4 hojas carcomidas. Cada una de esas hojas lleva un membrete, cuyo origen es todavía objeto de investigación. En la parte superior de las páginas, una impresión previa indica a qué estaban destinados aquellos papeles. En 3 de esas páginas esa preimpresión nos ha llegado completamente borrosa, siendo su lectura, al menos con las técnicas actuales, del todo incomprensible. Unicamente una de esas hojas, la que está archivada como nº 3, conserva en buen estado la preimpresión, pero la frase queda incompleta por un desgarro en el papel. Se deduce que el item que se repite en cada hoja se refiere al título de la conferencia y a su ponente. El título quedaba por entero en la parte de hoja que falta y por tanto sigue siendo una incógnita. Pero sí que puede leerse con meridiana claridad: ``...ferencia impartida por El Profesor...´´.
Algunos miembros del Proyecto destinado al estudio de este material han centrado sus esfuerzos en la identificación del conferenciante clandestino. El Proyecto, digámoslo de paso, corre a cargo de la Fundación Arqueológica Richard Burton, del Departamento de Historia del Siglo XX de la Universidad de Boston, en colaboración con las Universidades de London, Tokyo y Ciudad del Cabo. La Editora del `Compendio Global de la Literatura´ es la encargada del análisis crítico y estilístico de los textos. Tras su insistencia ha sido acaptada la participación del Instituto Norteamericano de Estudios Políticos. Precisamente son agentes del Instituto los que han priorizado la investigación de la autoría de la conferencia. Los informes publicados en el poco tiempo que llevamos con este asunto no son concluyentes.
John Rawls es quien ha ido más lejos, afirmando que ese apellido que el tiempo se ha encargado de borrar es el de `Smith´. Entre la palabra `Profesor´ y el borde de la hoja sólo hay espacio para 4 caracteres tipográficos, 5 a lo sumo. El profesor debía tener un apellido corto. Rawls ha comprobado el listado de profesores que ejercieron la docencia en las Universidades cercanas y de los que trabajaban en Centros de Estudios Superiores o de Investigación. La conclusión de sus pesquisas es que se trata de Augustus Smith, Catedrático de Filosofía Etica en la Universidad de Boston, y Doctor Honoris Causa por la Universidad de Barcelona.
Aunque la opinión más generalizada es que después de la palabra `Profesor´ no habría ninguna otra palabra impresa, ni siquiera escrita con carboncillo. La razón que se alega bajo este supuesto es la intención de preservar la identidad del misterioso Profesor. Pero entonces, ¿por qué sobreimpresionar el título de la coferencia en todas las hojas?. La conclusión no ha contentado a algún componente de la Comisión Investigadora, más concretamente a Phineas Savage, que ha reabierto el caso, proponiendo una 3ª vía. Este comisionado coincide en que la última palabra de la sobreimpresion es `Profesor´, pero disiente en la explicaciónn causal de ese hecho. Savage cree que el conferenciante fue alguien llamado simplemente `El Profesor´, y que no necesariamente tendría que haber sido profesor. Se le conocía con ese sobrenombre; al menos por quienes interesaba que le conocieran. Apoya esta tesis con el detalle del artículo `El´ en mayúscula, que precede a la palabra `Profesor´, también en mayúscula. Es otra posibilidad. Por ahora, poco más se puede decir al respecto, con cierta seguridad. Debemos, pues, conformarnos con la adscripción intuitiva a alguna de estas tres opciones, a la espera que el estudio computerizado del membrete revele algún dato más.
Desconfiamos de momento de las investigaciones paralelas que se están llevando a cabo en la Red. Solamente las entidades citadas están autorizadas a tratar directamente con ese material. Toda la información volcada en la Red, al respecto, se reduce a especulaciones sin más fundamento que el ingenio imaginativo de algunos cibernetas, o a las intuiciones de muchos expertos imposibilitados de acceder a bases más sólidas.
Así pués, incluso afirmaciones como la de una mujer de tanto prestigio como la Dra. Troya, que dice estar convencida de que El Profesor no era americano, si no europeo, probablemente del sur, han de ser puestas entre paréntesis.
En cuanto al contenido de la Conferencia, adivirtamos que aunque se habla del modelo norteamericano de finales de siglo, el tema central no ha podido determinarse con precisión.
He aquí, para los lectores de `La revista de Antroposofía´, la parte rescatada de la conferencia concedida por algún espíritu heróico de finales del XX:

...Los Estados Unidos son los mayores productores de absurdo de todo el globo. Allí pasan cosas verdaderamente impactantes. Un señor que acaba de regresar de la Luna no sabe dónde está Varsovia... como no han podido ponerle puertas al campo, van y le ponen tickets al desierto. Ustedes dirán, ! qué tontería! . Pues no, señor, por que luego resulta que todos los americanos que visitan alguno de sus desiertos, dan rodeos de cientos y cientos de kilómetros a un campo sin puertas, para poder entrar justo por entre los límites que les marca el cemento de una taquilla, aunque para ello tengan que hacer cola. No se puede negar que son una verdadera curiosidad antropológica...
...se electrocuta a los indeseables en nombre del Estado, la educación básica es lamentable, en las Universidades se fabrica el superespecialista idiota, la investigación rinde pleitesía a intereses espúreos...su política exterior es un modelo perfecto de cinismo ético y su política interior es una mierda...
...New York es el centro del mundo por que el mundo es Nueva York, Nueva York es la patria del estilo, del diseño, de la clase, es la punta de la flecha que abre vías a la modernidad, al arte, de las modas. Sus indígenas son entidades que evolucionan constantemente en una misma dirección, la del neoyorkino ideal: un ser mítico y semidivino; híbrido étnico que muta al roce con el exterior en busca de un arquetipo...
...Gentes de New York; urbanitas con mucho estilo, eso hay que admitirlo; con mucho glamour-sigloveinte, con mucho dinero y con mucho poder; por lo demás, aún están en el Neolítico...

El segundo texto recuperado en Pawtuxet contiene una canción titulada `La Canción de los demás´ . La letra está en consonancia con el fragmento de la conferencia del Profesor. Es una ácida diatriba contra los Estados Unidos de América. Pero en este documento el problema radica en determinar la fecha, mucho más que en revelar el nombre de su autor. David Hidalgo admitió en seguida que difícilmente podía tratarse de una Canción. La datación de la tinta y del papiro se corresponde en ambos textos, y en el añó 2008, el 90% de la música la creaban las máquinas. Las piezas no incluían generalmente letras, al menos en el sentido que tradicionalmente se atribuía a la letra de una canción. Se utilizaba la voz humana como otro instrumento, que hablaba mucho más por las modulaciones tímbricas que por el contenido conceptual. La música se concebía cada vez menos como un medio de expresión y progresivamente fue derivando hacia el mero sonido ambiental. En unos postulados estéticos semejantes la Fonética debía imponerse naturalmente a la Semántica. Sólo se componían letras en canciones infantiles, para su utilización didáctica y en superéxitos destinados al consumo masivo y a la publicidad, ya que pocas cosas hay que enganchen más que una letra estúpida, canturreada con una melodía ñoña. El texto de Pwtuxet no puede englobarse de ninguna manera en estas categorías.
Por su parte, las canciones políticas estaban totalmente enterradas. Los activistas políticos de entonces pretendían acotar la conciencia social a medios más serios. La música era algo demasiado inocente para las reivindicaciones. Hasta los poderes fácticos se dieron cuenta de ello y en vez de perseguirla, se limitaron a esperar tranquilamente su defunción. Para lo que, durante el siglo XX, se dio en llamar La Izquierda, la política no se `cantaba´. Se vociferaba, se explicaba, se practicaba.
Según David Hidalgo, la canción de Pawtuxet no es una canción, si no un poema que llevaría la palabra `Canción´ en su título. Pero desde el Gabinete de Crítica del `Compendio Universal de la Literatura´ se ha discrepado radicalmente de esta opinión. La estructura de los versos, la mezcla de asonancias y consonancias, la creación y destrucción de simetrías, son técnicas propias de estilos poéticos de finales del XX, en la antítesis de los postulados comunes a las Camarillas. En las Camarillas se detestaba ese tipo de literatura. Desde la Cátedra de Historia de Boston se ha corroborado esta tesis, asegurando que entre los partidarios de la Poesía Libre, de la Poesía Interdisciplinar o de la Polipoesía, encontraríamos a muchos colaboracionistas de los que no dudaban en traicionar a los que consideraban fabricantes de poesía impura, sucia y cutre. Para la postmodernidad oficial los literatos de las Camarillas eran artistas furtivos que se escondían y que organizaban conciliábulos con la demoníaca intención de acabar con el Arte. Siete décadas más tarde y con la perspectiva que da el distanciamiento, sabemos que tras esa inquina estético-ideológica se esncodía el temor, más que fundado, a las consecuencias que el triunfo de las camarillas supondría para sus esonomías. Ahí habría que situar las primeras acciones verdaderamente hostigadoras de la Asociación Internacional de Autores en connivencia vergonzosa con las multinacionales.
Como en el fragmento de la conferencia del Profesor, también aquí debemos esperar a que las investigaciones iluminen un poquito las oscuras tinieblas que rodean a este descubrimiento. De momento, y según el último y por ahora definitivo informe de la Comisión, que ha cambiado notoriamente en algunas de sus posturas, nos hallaríamos ante una Canción compuesta y escrita originalmente 2 o 3 décadas antes por algún músico británico comprometido, probablemente un `Peludo´, o un `Pelopincho´.


CANCION DE LOS DEMAS

...Yo detesto América.
odio su Constitución,
odio su ordenamiento jurídico,
odio su publicidad y su ejército.

Cabo Cañaveral es la infancia de un monótono Imperio Galáctico
las Cataratas del Niágara son una horterada,
el "midwest" es una colección de tractores computerizados con un muñeco dentro, en Las Vegas, todo depende del dia,

Hollywood me horroriza, Broadway es un enorme azucarero
Washington es un búnquer, Wall Street es una maqueta del Infierno
y Atlanta es un churro postizo.

Manhattan se hundirá en unos pocos años,
Chicago es un matadero,
Texas me da un poco de asco
Y San Francisco es una excepción

Sus curas son "starlets"
sus peores artistas son millonarios y los mejores son europeos
sus negocios son corruptos y sus gobernantes, tambien

Su moda es abominable,
su prensa, puritana
sus héroes, aborreciblemente modélicos
sus espectáculos, primitivos

El ocio está programado,
la Naturaleza está parcelada,
el arte está mercantilizado,
Se comercia con las ideas, con los sentimientos, con las pasiones.

El olor de los "burgers" me resulta nauseabundo,
la coca-cola me afloja el vientre,
el Jazz me aburre más que las matemáticas,
el rock & roll es retrógrado,
los pieles-rojas no existen,
las cárceles están llenas de carceleros
carceleros americanos

El crimen es un show mediático,
el amor es un show mediático,
el honor es un show mediático,
el horror es un show mediático,

Intuyo que nuestra época comienza a desvanecerse. Poco a poco las gentes se están cansando de tanto arte y de tanta belleza. Lo bello ya no destaca. Lo hemos normalizado quizás demasiado. Aquellos tiempos que se reflejan en el texto de Pawtuxet fueron el inicio. Hoy el final se presiente. Todos sabemos lo que nos espera. Pero todo tiene un fin. Hay que aceptarlo. Luchar contra ello es de reaccionarios.
Aunque, eso sí, nadie podrá apagar nuestro orgullo de haber sido una de las civilizaciones más brillantes, esplendorosas, armónicas y pacíficas de la Historia de la Humanidad. Así quedará reflejado en los libros de Historia, estén seguros mis coetáneos. FRED STERN"

.....‚ Atrás ‚ Dijo Gedeon
.....‚ Ensayos. Artículos. Tesis. Revistas...
.....‚ Atrás
.....‚ Especifica. Imagen, Sonido...
.....‚ Lectura
.....‚ Nivel
.....‚ Divulgación
.....‚ Especifica Tema
.....‚ Van Vliet
.....‚ Listado Completo, parcial...
.....‚ Atrás
.....‚ Especifica Tema
.....‚ Atrás
.....‚ Nivel
.....‚ Textos originales
.....‚ Autor
.....‚ Van Vliet
.....‚ Obra
.....‚ `Don Quijote´
.....‚ Original. Traducción Primera edición..
.....‚ Traducción standarizada
La dulce y lenta Sarah comenzó a procesar. Gedeon se acomodó. La pantalla se fijó finalmente.


"Don Quijote de la Mancha" por el insigne Don Van Vliet.

Capítulo Primero
" En un lugar de la mancha de cuyo nombre no quiero..."


FIN
del capítulo 1 de Ciencia Ficción, una novela de Ion Tichy