corner
Archivo/Escritos
     
   
a
 


Inicio

 
Poesía
Camino por la plaza

por Edemeé García
 

Pórtico Luna

Camino por la plaza donde se encontraron mi desconcierto y mis locuras
Hay música volando por encima de mis cavilaciones perpetuas, mis tribulaciones intactas.
Con mis manos desgarro un poco de viento y lo guardo en mis bolsillos;
Estiro los brazos, queriendo bajar un pedazo de cielo azul marino.

Camino como sombra entre sombras, con más dudas que certezas
Con más planes y menos fuerzas, como si el camino andado se borrara
Con los pasos y a mi espalda no quedara ya rastro de poetas
Buscando, seguiré buscando como a veces el sol busca en la nube un refugio.

Callarán los ruidos nocturnos y me espantarán las voces del día,
Pero seguiré mi marcha con pasos cansados y con himnos de carácter irreverente
Me reiré de quien pase creyendo tener respuestas a mis dudas
Seguiré cantando, cantando la vida y la derrota como heredera de la desventura.

Quiero ojos nuevos, alma nueva, corazón intacto, fuerza sin conocer el cansancio.
Tengo párpados fatigados, un corazón perforado y sólo la necedad para seguir;
Siento el deseo de una vida diferente, de una independencia temida como desarraigo
De lo que más quiero , lo que más conozco, lo que he tenido y me hace sonreír.

Camino por la plaza entre las percusiones y la armónica
Camino , me río con mi enojo abrazado a mi lengua, queriendo gritar maldiciones;
Queriendo decir " estoy aquí , escúchame, conóceme, esta que ves soy yo… la única."
Hablando en silencio encuentro un momento para reírme de mi, de mi tristeza y tribulaciones.

De otra quizá serán los sueños que he dejado abandonados
Otra quizá los cumpla antes que yo, cuando yo ya no pueda ni correr , ni cantar.
Quizá alguien pueda amanecer con su triunfo sonriente en el corazón y los cielos
O quizá termine cantando a los vencidos que en su camino encontraron el mar.

Cuidando los versos de quienes le dieron un consejo, una bebida , una aurora clandestina…
De aquel que le dijo "Mira, ahí está tu pasado, tu destino y tus ojos. Tómalos y vete."
De los restauradores de historias que supieron contarle una antigua odisea nueva a su vista
Terminará cuidando sus versos, sus memorias, y tomando sus rezos laicos como canción del camino.