corner
Archivo/Artículos
     
   
a
 


Inicio

 
Internet
El Senado americano estudia prohibir las redes P2P

por Declan McCullagh
Traducción de J.M. de la Torre para PórticoLuna
 

Untitled Document

La Oficina de Copyright de los Estados Unidos ha esbozado una nueva versión de la Ley de Inducción a la Violación de los Derechos de Autor (más conocida como la Ley de Inducción) que cree prohibirá redes como Kazaa o Morpheus sin colocar el hardware como los discos duros portátiles y los reproductores MP3 en el lado equivocado de la ley.

La Ley de Inducción original había sido severamente criticada por poner posiblemente en peligro productos como el iPod de Apple que podrían "inducir" a la gente a cometer piratería.

Una decisión del 19 de Agosto de una corte de apelaciones federal, que decía que las redes de intercambio de archivos Grokster y Morpheus eran legales para operar, ha enviado ondas de choque a través del Capitolio. Ahora, grupos como RIAA (Asociación de la Industria Discográfica de América) y sus aliados en el Congreso están batallando por una legislación como la Ley de Inducción que eludiría la jurisdicción del 9º Circuito.

El "borrador de discusión" de cuatro páginas de la Oficina de Copyright, fechado el Jueves (2 de Septiembre) y visto por CNET News.com, parece alejarse del amplio alcance de la Ley de Inducción original haciendo más difícil para las compañías ser demandadas por violación de copyright. Dice que cualquiera que "intencionalmente induzca" a violar el copyright puede ser demandado, con "inducir" definido como uno, o más "actos afirmativos y manifiestos que razonablemente se espera causen o persuadan a otra persona o personas" a violar la ley de copyright.

Pero la propuesta de la Oficina de Copyright está levantando cejas entre los grupos de consumidores y proveedores de Internet, que temen que sufre de muchos de los defectos de la original. Una sección, por ejemplo, dice que las compañías que "activamente interfieran" los intentos de un propietario de copyright por identificar a los piratas, podría ser demandable.

"Digamos que la industria discográfica quiere los nombres de nuestros subscriptores," comentó Sarah Deutsch, vicepresidenta y consejera general asociada de Verizon Communications. "Es (denegar la petición) interferir con sus esfuerzos para detectar usos infractores? Eso parece."

Otra sección sugiere que los proveedores de Internet y compañías tecnológicas deben tomar todas las "medidas correctivas razonablemente disponibles" para prevenir la piratería. "¿Significaría tu negativa a incorporar un paquete de gestión de derechos digitales de un gran propietario de copyright, que has fallado al tomar medidas correctivas? Preguntó Deutsch. ¿ O tu fallo al emprender la acción que ellos quieren con una carta de "detente-y-desiste"?

La Oficina de Copyright no respondió inmediatamente el Jueves a una solicitud de comentarios.

Mike Godwin, director legal del grupo Public Knowledge, que aboga por el "uso justo", dijo: "Creo que uno puede leerlo muy cuidadosamente y no estar seguro de quien será demandable y quien no. Una cosa que nos gustaría sacar en claro de este proceso es que, si una ley va a ser aprobada, debe ser clara."

La Oficina de Copyright, una influyente agencia organizada por el Congreso de los Estados Unidos, preparó el borrador tras un encuentro el pasado Jueves organizado por el Comité del Senado sobre el Poder Judicial, cuyo presidente, Orrin Hatch, Republicano por Utah, está presionando duramente para promulgar cualquier versión de la Ley de Inducción este año. Al encuentro de la semana pasada acudieron representantes de IBM, Apple, Hewlett-Packard, la Alianza de Negocios de Software, la RIAA y la Motion Picture Association of America.

Un  mensaje e-mail que la Oficina de Copyright envió el Jueves a los grupos que participaron en el encuentro, decía: "Este borrador pretende facilitar y promover la discusión de los temas de un modo más concreto que el que discutimos el pasado Jueves -- no debería ser tomado como nuestras recomendaciones, y nada aquí debería ser tomado como la posición oficial de la Oficina... Os pedimos que enviéis vuestros comentarios escritos sobre este borrador, por e-mail a esta dirección, el Viernes 3 de Septiembre, sobre las 5:00 p.m."

Un encuentro de seguimiento está programado para la próxima semana.

Verizon, Public Knowledge y una hueste de otros grupos - incluyendo libreros y la Asociación de Consumidores de Electrónica - han respaldado una alternativa a la Ley de Inducción que es extremadamente estrecha y limitada sólo a las redes comerciales de intercambio de archivos que no podrían sobrevivir sin una piratería extendida.

Will Rodger, director de política pública en la Asociación de la Industria de Computadoras y Comunicaciones, dice que el borrador de la Oficina de Copyright era objetable porque tendría el efecto de regular el hardware y el software de los ordenadores.

"Primero fue la Ley Hollings, luego la de Inducción, ahora la de la Oficina de Copyright. Parecen diferentes, pero todas giran en torno a la misma cosa: Dar a los proveedores de contenidos poder de veto sobre toda nueva tecnología", dice Rodger. "¿Quién decidió que los beneficiarios de monopolios otorgados por el gobierno deberían determinar el futuro de la alta tecnología? No recuerdo haber leído ese memorándum."