corner
Archivo/Artículos
     
   
a
 


Inicio

 
Sociedad
Cómo acabar de una vez por todas con el Partido Popular (I)

por Xavi Garriga
 

Untitled Document

Introducción

En esta serie de artículos, el columnista analizará de modo cruel y malévolo todas las circunstancias asociadas al Partido Popular, especialmente las derivadas de esta campaña electoral. Se trata de una serie de diez artículos diarios que empezarán hoy (3 de marzo) y acabarán el día antes de la jornada de reflexión (12 de marzo). Son columnas escritas a vuelapluma, que mezclarán lo más destacado ocurrido ese día en la campaña (o no) con sucesos o actitudes rescatados de la legislatura pasada (o incluso antes, si al autor le viene bien).

 

Capítulo 1. (3 de marzo). "Vótennos y no les pasará nada"

Sexto día de campaña electoral y esto se está volviendo aburrido. Después de unos primeros días espectaculares en los que los ministros salieron en tromba a la plaza pública y en sólo dos días acumularon una buena cantidad de barbaridades (llamaron asesinos a los de ERC, borracho a Maragall, amigos de los asesinos a los socialistas, vagos a los de Izquierda Unida y feo a Llamazares, aparte de presumir de haber reconquistado Perejil), la cosa se ha tranquilizado un poquito. Sólo un poco, no se vayan ustedes a creer.

El mensaje clave del candidato Rajoy estos días es que si le votamos no nos pasará nada. Es decir, seguiremos cobrando lo mismo por nuestro trabajo, pagando lo mismo por nuestra hipoteca y viendo lo mismo por la televisión. El problema del argumento es precisamente ese, que por lo que parece a la gente que no tiene trabajo, no gana un sueldo digno, no puede permitirse embarcarse en una hipoteca o no disfruta con la televisión tampoco le va a pasar nada. Además, está el pequeño problema de que un gobierno no está para que no pase nada, sino para gobernar, redistribuir riqueza, crear infraestructuras y llegar allí donde no llega la iniciativa privada.

Como ejemplo ilustrativo de esta dejación de funciones sirven las respuestas del candidato del partido popular a un cuestionario de preguntas rápidas a que fue sometido el otro día en un programa de televisión. A la pregunta de qué periódico compraría si sólo pudiera comprar uno respondió sin pestañear "El Marca". Cuando se le preguntó si escuchaba la radio o veía los programas informativos, respondió también sin dudar un solo instante que no hacía ni lo uno ni lo otro. La pregunta final fue cuanto dinero llevaba en el bolsillo y la respuesta no fue menos interesante, "ni una peseta". Hace tanto que no lleva dinero en el bolsillo que ya no cae en que ahora lo que se usa para comprar cosas es el euro.

Es lógico que ese sea uno de sus argumentos, pues el contrario tampoco sería creíble. Si ahora, después de ocho años de gobierno, prometieran cambiarlo y arreglarlo todo, el público podría sospechar que no lo han hecho tan bien como se supone. Como se supone de oírles, claro, ya que según ellos han solucionado todos los problemas del país y todavía les ha sobrado dinero.

Supongo que para que la tranquilidad no dure demasiado, ya han anunciado que Aznar vuelve al ruedo. Lo más gracioso del asunto es que le han programado una docena de mítines pero sólo en uno de ellos coincide con el candidato Rajoy. Será que están jugando a Dr. Jeckyll y Mr. Hyde, pero ¿quién es cada uno?

Hemos llegado al final por hoy, pero creo que lo mejor es despedirse citando a los clásicos:

"Vientos de revancha son los que parecen traer algunos de los ayuntamientos recientemente constituidos. El de Guernica aprueba por unanimidad retirar la medalla de la villa, así como todos los honores concedidos al anterior Jefe del Estado -que aunque moleste a muchos gobernó durante 40 años y se llamaba Francisco Franco."

José María Aznar

 

No se pierdan el próximo capítulo "Ni frío ni calor; déficit cero".