corner
Archivo/Escritos
     
   
a
 


Inicio

 
Ensayo literario
Nada es lo único normal, pero eso ya no va a poder ser

por Obelix
 

Untitled Document

Lo único realmente normal, lo único lógico y razonable sería la nada absoluta, de la cual y a la cual nada viene ni va. Cualquier otra cosa, que es sin lugar a dudas el caso en el que nos encontramos, nos sitúa directamente en el reino de lo anormal.

En lugar de nada hay algo y ese algo, necesariamente, ya sea en potencia o en acto, ha existido siempre. Bien es cierto que tenemos que valorar la posibilidad de que deje de existir, pero a cambio de asumir la imposibilidad de que nunca haya existido.

Afirmar a partir de aquí que ese algo es Dios –o sea,  de calidad divina– nos llevaría a abandonar la senda de la argumentación irrefutable. Lo que no significa que no podamos elevar aún más la calidad de lo aseverado sin perdernos en el camino. Porque ese algo, aunque no podamos asegurar que implica lo divino, si podemos asegurar que implica lo humano, la autoconciencia. Así, que si un pedazo de corcho como alternativa a la nada ya nos situaría en el plano de lo singular, aunque no hubiese nadie para apreciarlo, el hecho de nuestra conciencia observando esa alternativa como arte y parte eleva todo esto a lo sublime.

De esta forma, tal como entendemos que por la vida se da la vida, hemos de entender que por la razón se da la razón. Y que, por muy cómoda y ajustada al sentido común que nos parezca una explicación, la propia lógica nos obliga a abandonarla si se demuestra que no es cierta, a menos que queramos hacer como el señor del chiste, que a pesar de haber perdido la moneda a más de 100 metros de la farola insiste en buscar bajo la misma porque ahí hay luz.

En conclusión, la realidad no se ajusta a nuestro actual sentido común y además lo sabemos; así que, si no queremos ver nuestra dignidad humana reducida a la de personaje tragicómico de chiste malo, hemos de abandonar la indolencia intelectual y asumir el esfuerzo de buscar a tientas en el terreno de lo fantástico, que es el único lugar donde podemos esperar encontrar esa explicación tan razonable que se nos ha caído del bolsillo.