corner
Archivo/Escritos
     
   
a
 


Inicio

 
Ensayo literario
Un domigo de Noviembre. Los deberes o de regalo un día

por Raquel Mateos
 

Pórtico Luna


Hoy me han planeado el día. Me he levantado pronto y he sacado al sol una plantita que me ha regalado una amiga con tiesto pintado por ella misma, y me he desayunado un café con leche y azúcar y dos tostadas de pan normal, una con queso de untar y otra con margarina corriente y moliente para variar, y las dos con mermelada de albaricoque. Después he pensado en todas las cosas que dejo para última hora, y en el agobio he decidido ir a por el pan y fumarme un porro de hachís de ese que se te pega a los dedos y hierve al acercarlo a un mechero y que a la primera calada te tumba para atrás por el camino. Y me he paseado por donde las casas parecen de juguete y he visto cómo las hojas que caen de los plataneros se transformaban en pájaros por Generación Espontánea y me he preguntado por qué a veces nos cuentan tantas mentiras. Y luego el hachís me ha dicho que nada de paseitos por el río hoy, que aunque resulta tentador va luego el gañán y me roba las ideas sin darme cuenta. Además, ayer me enfadé con él porque yo quería pasear y no me dejó pasar al otro lado del muro por el viento que hacía. Y luego encima le pregunto hoy desde el otro lado que por qué ayer estaba resentido conmigo y encima se echa a reír y me llama tonta, así que hoy no le pienso ni mirar a la cara. Ala, te chinchas, que ya son las dos y me estoy hinchando a pan con queso.