corner
Archivo/Navegantes
     
   
a
 


Inicio

 
Internet
Investigadores de delitos cibernéticos demandan más poderes

rescatado por Juke
 

Pórtico Luna

Londres 12/11/01 (Reuters)

Por Bernhard Warner

LONDRES (Reuters) - El decomiso de una computadora personal sospechosa para examinar su disco duro en búsqueda de posibles claves, motivos u otras pistas de un delito se está volviendo una tarea común de un investigador criminal.

Los agentes de la FBI hicieron justo eso en los días siguientes a los ataques del 11 de septiembre con aviones secuestrados en Estados Unidos, cuando confiscaron dos computadoras en una biblioteca pública de Delray Beach, Florida, que fueron utilizadas por sospechosos de los ataques.

La investigación de computadoras permitió detectar numerosas huellas electrónicas dejadas por los supuestos secuestradores que operaron una red mundial de conspiradores a través de la Internet, con conexiones en Alemania, Arabia Saudita y, últimamente, Afganistán.

Los sospechosos bajaron de la Internet "una significativa cantidad de información" acerca de fumigación de cultivos, dijo el procurador general de Estados Unidos, John Ashcroft, a una comisión del Congreso en septiembre.

Ese descubrimiento llevó a las autoridades estadounidenses a suspender temporalmente todos los vuelos de fumigación.

En el mundo de policías y delincuentes, la pesquisa cibernética se ha vuelto una parte esencial del trabajo.

Organizaciones policiales como la Guardia Civil de España utilizan su sitio oficial en la Internet para alertar al público sobre nuevas amenazas criminales y solicitar pistas, en tanto que gobiernos como los de Japón y Corea del Sur han comenzado a trabajar con el sector empresarial para atrapar a los piratas cibernáticos.

Al mismo tiempo, la Internet como medio de alcance mundial ha permitido crear una nueva variedad de crímenes sin fronteras, dijeron las autoridades.

"Lo que será interesante ver es la generación venidera" de delitos, dijo un investigador del Centro Nacional de Información sobre Delitos, de Londres, quien pidió no ser identificado.

"Una vez que (los delincuentes cibernéticos) comienzan a ir a la cárcel, los delitos relacionados con la Internet se vuelven verdaderamente interesantes", añadió.

Pero, según las autoridades, debido a que hay muchos incidentes sobre los que no hay informes, las estadísticas sobre ciberdelitos no son suficientes.

BUSCADO: SOSPECHOSO CON RATON

El trabajo de los detectives se está trasladando desde los callejones hasta las salas de conversación de la Internet y de vuelta a las calles, siguiendo principalmente las huellas de delincuentes quienes usan la Red para planificar toda clase de delitos, desde fraudes con tarjetas de crédito hasta asesinatos, dicen investigadores.

El año pasado, el recién designado secretario general de la Interpol, Ronald Noble, definió a los delitos de alta tecnología como "una de las nuevas amenazas de seguridad".

En una de sus primeras medidas, Noble triplicó el tamaño de la unidad de delitos cibernéticos de la Interpol e incrementó su presupuesto, dijo Michael Holstein, oficial de inteligencia del organismo internacional.

Holstein indicó que una función principal de la unidad es establecer un procedimiento estándar de recopilación de evidencia digital para los 179 países miembros de la Interpol, pero los investigadores lamentan que puede ser difícil conseguir que la evidencia digital sea admitida en un juicio.

Para enfrentar la transformación externa de los

delitos, las policías y los políticos buscan la forma

de incrementar la capacidad de vigilancia "online"

Ashcroft, por ejemplo, ha pedido a la comisión judicial de la Cámara de Representantes que amplíe las facultades legales para hacer vigilancia de comunicaciones telefónicas y de la Internet para la "guerra contra el terrorismo".

El Congreso estadounidense aprobó la ley que amplía las medidas de seguridad, aunque no dio paso al requerimiento específico de más poderes de investigación "online".

EUROPA DA UN PASO EN LUCHA MUNDIAL

Recientemente, el Consejo de Europa aprobó la Convención sobre Ciberdelitos, un histórico tratado que sienta las bases para un gran intercambio de información entre los países, en el afán de combatir el crecimiento de los delitos cibernéticos.

El tratado no es vinculante, pero se espera que será adoptado como ley por los 43 países miembros del Consejo de Europa y por cinco países de otras regiones, incluyendo Estados Unidos, Canadá y Japón.

El tratado es amplio, cubre delitos cometidos en la Internet como fraude, pornografía infantil y violaciones de seguridad de redes de computadoras.

También establece procedimientos policiales mundiales para investigaciones en computadoras, intercepción de correo electrónico y extradición de sospechosos.

"Lo que hace el tratado es juntar el poder de aplicación de la ley con la definición de delitos y agrega cooperación internacional para que los países puedan ayudarse unos a otros", dijo a Reuters Peter Csonka, director general de asuntos legales del Consejo de Europa.

Yaman Akdeniz, director de Cyber-rights.org, un grupo de derechos humanos del Reino Unido, expresó temor de que el tratado sea demasiado amplio.

"No es balanceado. Es muy favorable a la comunidad policial", dijo Akdeniz.

Pueden pasar años antes de que la mayoría de los países adopten realmente como leyes las recomendaciones del tratado, pero observadores apuntaron que los efectos ya son evidentes.

Desde septiembre, los investigadores están compartiendo información en forma creciente.

"Nuestra idea es tener tantos estados miembros envueltos en una investigación como sea posible", dijo Holstein, de la Interpol.

http://espanol.yahoo.com/noticias/011113/tecnologia/reuters/intcibinvsoltxt05664320.html