corner
Archivo/Artículos
     
   
a
 


Inicio

 
Sociedad
Churras con merinas

por Txus García
 

Untitled Document

Si alguien tiene oídos para oír, oiga (Mc 4, 23)

O lo que es lo mismo, del arte de mezclar alma, diablo, ley, política, sexo y dinero en un cóctel pseudo fascista, rancio, casposo y anacrónico. Aún añadiré más: esta Iglesia Católica, hija deforme de una antigua y primitiva alianza de Dios con los Hombres, nos está vendiendo almas a precios de saldo. Ya no venden rosarios con olor a rosas, escapularios para los devotos y estampitas virginales, ahora venden leyes, corrección, ética y salvación para tod@s nosotr@s, l@s sinpapeles de Dios...

Me explico. Los jerifaltes católicos, siguen empeñados en la sana costumbre (para sus arcas) de mercadear con el paraíso celestial (encima sin las fantásticas huríes del Islam) a sus acólitos. 100 días de indulgencia plenaria o un trocito de ese precioso cielo a cambio de que impidáis vosotros los creyentes, firma en mano, a otras personas, a l@s desviad@s que tendrían que estar recogiditos y en castidad (no travestidos de lagarterana ni portando pancartas en la calle) de ser libres y no esclavos de la Ley.

Estos señores se nos han metido a legislar aspectos que no les tocan: libertades personales, vidas de muchas personas, cultura, opciones individuales, orientaciones sexuales, políticas y sindicales. De todo hacen anatema, expulsión, excomunión o castigo.

Dicen que se van a movilizar, que van a pedir que maravillosas organizaciones de raíz fascista, abusaniños y probada ocultación mafiosa, como son Acción católica, Familia y Vida, el mismísimo Opus Dei, la Congregación para la Doctrina de la Fe, la Conferencia Episcopal y otros beatones y costureras con dinero, firmen en contra de las libertades personales. Y, apurando aún más mi integridad personal y mi posible excomunión, aquí van los que encabezan el tema: La Comisión Promotora de la Iniciativa Legislativa Popular presentada por el Foro Español de la Familia el pasado mes de julio para fortalecer el matrimonio y proteger la adopción, está compuesta por:

- D. José Gabaldón, Presidente del FEF, Vicepresidente Emérito del Tribunal Constitucional y Abogado en ejercicio.

- D . Benigno Blanco, Vicepresidente del FEF y ex Secretario de Estado y abogado en ejercicio.

- D. Ángel Trascasa, Vicepresidente del Foro Español de la Familia.

- D. Ignacio Arsuaga, Vocal del FEF y Presidente de HazteOir y abogado en ejercicio.

- D. Eduardo Hertfelder, Vocal del FEF y Presidente del Instituto de Política Familiar,

- D. Luis Carbonel, Presidente de CONCAPA.

- D. José Ramón Losana, Vocal del FEF y Presidente de la Federación Española de Familias Numerosas (FEFN).

- D. Daniel Arasa, Vocal del FEF y Presidente de Grup de Entitats Catalanas

(http://www.concapa.org)

Apaguen sus móviles, no fumen y recuerden estas personas y entidades por si el Juicio Final se avecina y les piden amparo...

Y es que, señores obispos-arzobispos-nuncios-asociados-seglares y meacapillas, a ustedes me dirijo que son los que ostentan el poder: nos estamos quedando todos sin fe. No ya sin fe en Dios, si no en el mismo puñetero género humano...

Y es que, realmente, la mayoría estamos hechos de una mala costilla de Eva, no del perfecto costillar de Adán, ese dechado de virtudes que engendró vía matrimonial al efebo de Abel, maricona primera de la Creación. Sentimos decirles, señores católicos, que ya quedan pocos hombres blancos, sanos, heterosexuales, piadosos, no divorciados, con poder económico y obediencia ciega. Sentimos comunicarles que cada vez somos más mujeres, de mil razas (¿se acuerdan de la Torre de Babel?), de diferentes orientaciones sexuales, rojos, laicos y ateos, sindicalistas, abortistas, divorciadas, viviendo en la precariedad laboral y económica y sin ganas de obedecer a nadie que no sea nuestra libertad.

Vamos a situarles: Siglo XXI. ¿No se acuerdan de aquello de "los signos de los tiempos"? Esa frase era suya. Hay que reciclarse, señores de la Iglesia, hay que cambiar, hay que ser flexible y respetuoso (tolerante no, por favor, que por el camino de la tolerancia entra el fascismo despacito y silencioso). No se metan, no ostenten injerencias que no les pertenecen. No me espíen extramuros, por favor…

Al César lo que es del César y a Dios lo que es de Dios. Legislen sus cosillas, sus costumbres, sus ritos, sus sacramentos, sus retiros espirituales. Y, por favor, léanse muy muy bien las escrituras, que me parece que las están dejando polvorientas en los bancos de sus iglesias. O es que, a lo mejor, de tanto repetir la Palabra de Dios como letanías huecas, se les ha olvidado a ustedes que todo eso tiene un único sentido: "No juzguéis y no seréis juzgados. Porque con el mismo juicio que juzgareis, habréis de ser juzgados, y con la misma medida con que midiereis, seréis medidos vosotros. Mas tú, ¿por qué miras la brizna de tu ojo, mientras tú mismo tienes una viga en el tuyo? " (Mt 7,1-4)

Como ustedes se me han metido a jueces y legisladores, entenderán perfectamente que ahora yo vaya y me meta a profeta: ¡Cuidado, porque se acerca su fin! Se están ustedes volviendo demasiado parecidos a los fariseos, saduceos, doctores y escribas de los tiempos de Jesucristo. Lean, lean... "(...) ¡Ay de vosotros igualmente, doctores de la Ley; porque echáis sobre los hombres cargas que no pueden soportar, y vosotros ni con el dedo las tocáis!(Lc 11, 46) "! ¡Hipócritas! con razón profetizó de vosotros Isaías, diciendo: Este pueblo me honra con los labios pero su corazón está lejos de mí. En vano me honran, enseñando doctrinas y mandamientos de hombres." (Mt 15, 7) "Y añadíales: Bellamente destruís el precepto de Dios, por observa vuestra tradición." (Mc 7, 9)

Ya ven. Vigilen porque en breve se acerca el Apocalipsis con sus cuatro jinetes: La Drag-Queen, la Marica, la Bollo y la Trans, y arrasarán con lo que encuentren. No quedará familia modelo en pie, serán todos ustedes perversos, desviados, sodomitas, pobres, obreros, de izquierdas, negros y emigrantes...

Cuidadito, profetizo de nuevo, porque vendrán tiempos en los que, a pesar de su oposición, realmente todos seremos iguales en derechos. Entonces ya veremos quienes recogen firmas para que no chupen ustedes más de la teta del Estado ni perviertan más a nuestr@s hij@s con sus caducas enseñanzas de represión, egoísmo y afán de poder. No necesitamos que nos salven, ni que nos arrojen a ningún infierno. Dejen en paz ya el concepto de Dios, que el pobre se está quedando más solo que la una por su culpa...

Simplemente un pequeño recordatorio, por si hoy en sus oraciones de la noche o en su revisión de vida no tienen en qué pensar:

"Seis son las cosas que abomina el Señor y siete le son detestables. Los ojos altaneros, la lengua mentirosa, las manos que derraman sangre inocente. El corazón que maquina perversos designios, los pies ligeros para correr al mal. El testigo falso que forja embustes, y el que siembra discordias entre los hermanos" (Pv 6, 16-19)

Un abrazo, y mis mejores deseos de que les tiemble el pulso si firman ustedes contra las libertades individuales,

Txus García

(Mujer, lesbiana, catalana, sindicalista, activista, feminista, pobre, obrera, pro-abortista y resumen de todo lo que ustedes detestan)