corner
Archivo/Reportajes
     
   
a
 


Inicio

 
Arte
Net-Art (VI)

por Salvador Diánez
 

Pórtico Luna

Autor: Salvador Diánez Pérez
Director: Jorge Fernández Gómez
Universidad: CEADE / Prifysgol Cymru University of Wales

 

El juego de identidades

1. Introducción

Internet está cambiando nuestra forma de ver el mundo y de relacionarnos con las personas que nos rodean. La red es un nuevo espacio social donde se interactúa con amigos virtuales, se construyen ciber-relaciones y se juega a una realidad imaginada de deseos y placeres. Todo esto se desarrolla principalmente de tres formas:

1. Chat: donde los usuarios definen un nick o apodo que los identifique y se comunican por medio de mensajes de textos en tiempo real.

2. Foros: los usuarios se comunican a través de mensajes de correo electrónico.

3. MUD o dominios multi usuarios: son sitios virtuales más completos que los Chat, el usuario, además de definir un nick, se crea un cuerpo virtual eligiendo entre una lista de características.

En los MUD el usuario recorre salas de tres dimensiones interactuando socialemente con los demás integrantes.

Estos tres espacios tienen una característica en común, el usuario se define a sí mismo, de tal forma que el resto de personas sólo ven lo que uno quiere que vean. Así, un hombre puede definirse como mujer o una persona delgada como gorda casi sin ningún esfuerzo. Esta práctica varia la percepción de la identidad de la persona, que puede desarrollar múltiples personalidades con toda naturalidad.

En este capítulo vamos a analizar la percepción de las identidades en Internet y el juego de personalidades que esto genera a través del análisis de la obra what:you:get (1). Este trabajo es un proyecto que experimenta con los signos de identidad que el usuario genera al navegar por Internet. Su navegación transita entre la consciencia de la historia en la que participa y la inconsciencia de lo que realmente ocurre cada vez que selecciona una de las opciones disponibles, ya que nuestro recorrido es registrado por un programa espia que a partir de los datos obtenidos configura nuestra identidad.

2. What:you:get

El punto de partida del sitio Web es la historia de dos personajes de ficción que cuentan sus propias experiencias y exponen su forma de pensar, de actuar, sus conflictos en las relaciones y en definitiva sus dificultades para la comunicación.

What:you:get es una historia de ficción que acaba convirtiéndose en real donde el participante juega a representar un personaje sustituyendo a los dos protagonistas. A medida que avanza por la historia tiene que tomar más decisiones viéndose en la necesidad de actuar, de intervenir, contactar con alguien, chatear, escribir, etc. Como hemos dicho, navegamos por la Web sin darse cuenta que todos sus movimientos son controlados por un programa, semejante a como funcionan los sistemas de control de publicidad personalizada en Internet. Todos estos movimientos quedan registrados en una base de datos, donde se almacena su identidad/perfil, definida por la manera de resolver las situaciones planteadas.

En esta obra no hay un camino predefinido y la navegación y los resultados narrativos dependen de las elecciones que vayamos tomando a medida que exploramos la obra. Así que, debido a que una descripción completa y exhaustiva sería demasiado extensa y escaparía al objeto de análisis de este trabajo, vamos a realizar un recorrido personal deteniéndonos en las parte más significativas.

En la página principal vemos un fondo de pantalla que es una fotografía en dos tonos de verde donde se vislumbra la silueta de un hombre y una mujer, los protagonistas de esta historia. En la parte superior están situados dos botones verdes para ver la obra en español o en inglés. Por último, un texto indica que si has estado antes tienes un nombre de usuario y una clave que te permite pasar directamente al final de la obra, a la zona de la comunidad virtual.

Una vez que pulsamos en la opción español, la pantalla se divide verticalmente en dos mitades, la mitad izquierda es de fondo negro y en el centro aparece el nombre de berg_man, mientras que en la mitad derecha, sobre fondo blanco, aparece el nombre de blow. Desde el principio nos plantean una navegación de múltiples opciones donde no hay un camino predefinido. Debemos elegir entre el negro o el blanco, entre berg_man o blow. Moverse en esta Web significa, según Roberto Aguirrezabala, (2) transitar entre la conciencia de la historia en la que participa y la inconsciencia de lo que realmente ocurre cada vez que selecciona una de las opciones disponibles. El usuario no sabe que cada elección es grabada en una base de datos que configura su personalidad.

Nuestra elección es berg_man, pulsamos en su nombre y empieza la historia. Aparece una foto instantánea de un teclado con un café y un texto que dice: vuelvo a casa muy cansado, pero consigo reunir fuerzas suficientes para entrar en un cibercafé y recoger los mensajes de mi buzón. Con esta frase, llena de monotonía y algo de hastío, Roberto Aguirrezabala nos muestra una nueva realidad.

Berg_man vuelve a casa, posiblemente del trabajo, muy cansado. Sin embargo, va a un cibercafé para recoger los mensajes de su correo electrónico. Internet ha cambiado nuestra forma de vida y de relacionarnos con nuestro mundo y las personas que nos rodean. Aguirrezabala nos presenta un personaje que ve Internet como un plano más de su desarrollo comunicativo. Se conecta todos los días y se relaciona con personas de todo tipo con las cuales, tal y como descubriremos después, no tiene ningún contacto en el mundo real. Berg_man distribuye su tiempo entre dos mundos, uno real y otro virtual, y da tanta importancia a uno como a otro.

Después aparece en la parte izquierda de la pantalla, el panel de control de los mensajes privados de berg_man. Hay cuatro mensajes sin leer, tres son de blow y un cuarto de blur-hair. El funcionamiento de este panel de control es exactamente igual que el de otros muchos correos de tipo webmail. Tiene varias opciones:

1. Una lista con los mensajes recibidos con una señal que indica si están leídos.

2. Un botón que nos permite escribir y enviar mensajes.

3. Otro botón que mira si hay mensajes nuevos, es decir, descarga los mensajes que los visitantes anteriores hayan mandado.

La pantalla que acabamos de describir sería completamente ininteligible para un neófito de Internet, sin embargo, el autor juega con la complicidad del internauta y sus conocimientos aprendidos mediante la navegación. Su objetivo es transportarnos a una interfaz familiar hasta el punto de darnos la impresión de estar invadiendo el correo privado de otra persona.

El siguiente paso en nuestro recorrido por what:you:get es leer los correos de berg_man. Empezamos por el primero:

De: blow
A: berg_man
Tema: sábado

Hola
el sábado estuve esperando tu mensaje pero no recibí nada
¿¿¿¿¿¿¿¿ todavía sigues ahí ??????
dime algo. escribe. me encantaría saber de ti, aunque quizá ya te has olvidado de mi. Me encantan las casualidades y espero alguna dentro de poco.

La frase subrayada es un enlace, pulsamos y sale una pantalla azul oscuro con la hora 8:00 a.m., este reloj va saltando de un cuarto de hora a otro a medida que sale el texto: Me despierto de golpe, sin mover un solo músculo. Me quedo todavía unos instantes en la cama, tumbada, en total oscuridad. 8:30 a.m.: Con los ojos abiertos pero sin ver. Poco a poco empiezo a sentir las imperfecciones de esta falsa oscuridad. Descubro una pequeña rendija en la persiana por la que entra un débil rayo de sol. 8:45 a.m.: De repente salta el CD de lemans en el equipo de música. Mierda, se me olvidó quitar la alarma anoche... Escucho la canción. No me acuerdo de su título. Es curioso pero tengo este disco desde hace varios meses y nunca había prestado atención a sus letras.

Después se abre otra pantalla y leemos: Hoy me siento fatal. Siento la voz de la cantante en el estómago, pero no pienso llorar, será un sábado normal. Mientras desayuno escucho una y otra vez la misma canción de le mans. Algunas palabras rebotan por mi cabeza. Intento identificarme con su significado... Aquí se nos plantea una elección, podemos elegir entre seis posibilidades: podría ser un héroe, amo la vida formal, vivo sin ilusión, demasiada adversidad, no hay nada o son buenos tiempos.

Elegimos podría ser un héroe. Esta elección nos transporta directamente a otra pantalla donde aparece la foto de una persona desayunando y nos indican sábado 9:00, también aparece el texto: no me hace ilusión esto de escribir ni de publicar, ser reconocida tampoco ser la guitarrista de un grupo rock, qué pesadez. También hay un círculo azul que, cuando pasamos el ratón por el hace saltar el texto: nada me persigue el mismo esquema de siempre: marido, hijos y casa con jardín espero inmóvil los tiempos mejores no ví mi vocación en la maternidad vivo en el recuerdo, entre tanta adversidad. A partir de estas historias fragmentadas donde se nos plantea una elección, se va construyendo un resultado propio que genera una narración global. El juego con el lenguaje, con el orden y desorden de las palabras, es continuo.

La frase de blow esperando tiempos mejores da a entender que vive con la misma desesperanza y pesadumbre que berg_man. Son dos personajes totalmente opuestos (blanco y negro) que, sin embargo, se parecen en una cosa, su vida en el mundo real es un fracaso y buscan en Internet la amistad, el cariño o la seguridad que les falta.

Seguimos nuestro recorrido pulsando el botón salir que nos devuelve a la pantalla principal del correo electrónico. Nada más entrar detectamos que la pantalla ha cambiado, ahora nos muestra también el panel de control del correo electrónico de blow, con una nota que dice: encontrarás a blow entre los mensajes. Esa frase es una invitación a dar un paso más en la trasgresión de la intimidad, ya que, aunque antes estábamos leyendo el correo de berg_man, se supone que se debía a que habíamos seleccionado a este personaje como nuestra identificación para participar en la historia. Ahora, sin embargo, podemos seguir los acontecimientos desde los dos puntos de vista.

Con esta vuelta de tuerca el autor está investigando con las formas de comunicación de Internet, su objetivo es buscar un lenguaje propia para estas prácticas artísticas.

Seguimos nuestro recorrido con la lectura del tercer correo de berg_man para posteriormente ir al panel de control de blow.

De: Blur-hair
A: berg_man
Tema: pensamientos

hi berg,
me levanto cada mañana pensando en lo mismo, siempre en lo mismo. Sé que no debería darle tantas vueltas.
¿Quizá soy culpable por pensar demasiado? es curioso, pero todavía no conozco tu nombre real

bh

La frase con la que cierra el correo es muy significativa del tipo de relaciones que se viven en Internet, donde el juego de identidades es la base. Tal y como señala Sherry Turkle el anonimato de este tipo de relaciones permite un amplio margen para que los individuos expresen aspectos del yo inéditos hasta entonces. Este parece ser el caso de Blur-hair, que reflexiona con berg_man de los temas más variados y profundos, compartiendo múltiples intimidades, pero, sin saber ni siquiera su verdadero nombre. Podemos estar tentados a menospreciar o minusvalorar la importancia de este tipo de relaciones en la Red, sin embargo, las personas implicadas se las toman muy en serio y sus resultados son muy importantes para su desarrollo psicológico como personas.

Si pulsamos en el texto azul aparece una pantalla de fondo marrón con una foto en blanco y negro de un teclado. En la fotografía hay un texto en amarillo que dice culpable por pensar demasiado. En este apartado hay tres opciones para elegir con forma de botones en blanco y negro: romance colateral, vanidad exaltada y sexualidad irracional. En nuestro recorrido por esta obra picamos en la segunda opción y se nos abre una pantalla con el mismo fondo marrón donde vemos una serie de frases bajo el título la vanidad exaltada. Las frases que vemos en esta ventana no son del autor, son las aportaciones realizadas por los últimos visitantes de la obra. Estas frases confieren nuevos significados, distintos a los planteados por el autor. También nos ofrecen la posibilidad de escribir una frase para añadirlas a la lista de vanidad exaltada.

Una vez lo hemos hecho aparece de nuevo la pantalla principal, donde ya sólo nos queda dos mensajes de ber_man por leer. También están los cuatro de blow con una nota que ahora nos dice: y... ¿que es what:you:get? bueno, un poco de paciencia.

De: blow
A: berg_man
Tema: noche de chat

lo siento y mil veces lo siento, tienes que perdonarme por lo del otro día en el chat. A veces hago daño sin darme cuenta.
espero ansiosa tu mensaje
besos

blow

Cuando pulsamos en el enlace aparece una conversación de chat. En ella berg_man habla con una desconocida llamada Jenny. Poco a poco la conversación se vuelve más íntima y berg_man le dice que se está enamorando de ella. Entonces Jenny le confiesa que en realidad es blow y que le está gastando una broma. Berg_man se enfada y se desconecta del chat.

Esta historia nos demuestra lo fácil que es cambiar la identidad de una persona en Internet. Sólo tienes que registrarte con otro nick (apodo) y ya eres otra persona totalmente diferente. (3) Puedes ser quien quieras. Te puedes redefinir por completo si lo deseas. Puedes ser menos hablador. Lo que sea. Puedes ser quien realmente quieres ser, quien tienes la capacidad de ser. No tienes que preocuparte tanto de las casillas que te asignan los demás. Es más fácil cambiar el modo en que te percibe la gente porque lo único que saben es lo que les enseñas. No van y te miran el cuerpo y suponen cosas sobre ti. No te escuchan el acento y suponen cosas. Lo único que ven son tus palabras .

Dentro de la comunidad de Net.artistas son relativamente frecuentes los robos de identidades. Se producen cuando una persona roba el nick o el correo de un Net.artista conocido. Estas acciones, fáciles de realizar, se suelen hacer para lanzar una idea, crear un foro o una lista de correo utilizando el prestigio y la fama de este personaje. Este es el caso del robo de correo electrónico de los críticos Timothy Druckery y Peter Weibel, que unos desconocidos utilizaron para publicar sus textos en Rhizome y Nettime. O la persona que, fingiendo ser Keiko Suzuki, comenzó un nuevo servicio de lista de correo llamado 7-11.

Ya sólo nos queda por leer un mensaje de la lista de berg_man, pero antes vamos a leer un mensaje de blow:

De: berg_man
A: blow
Tema: la pena o la nada

hi blow,
sigo pensando en lo que hablamos ayer: " la pena o la nada ". No lo tengo muy claro. Hay algo en la pena que no me gusta, algo que te sujeta a la tierra inevitablemente, pero que no te deja actuar ni pensar. La "nada" al menos, es una decisión que has podido tomar.
nos encontramos un día de estos en el chat...
un besazo

berg

Cuando picamos en el enlace nos reproduce una conversación de chat entre berg_man y blow donde hablan de elegir entre la pena o la nada, tal y como ocurre en la película A bout de soufflé de Jean Seberg y Belmondo. Al final de la conversación se nos obliga a elegir entre una de las dos opciones. Elegimos la nada y sale una fotografía de unos maniquíes con el texto: puedo oler tu sexo desde aquí.

Al volver a la pantalla principal dos notas nos interpelan: Supongo que esto lo estarás viendo sol@, porque si no que pensarian de ti, la segunda dice ¿pero qué te crees, que en internet está todo permitido?

Esta parte es una pequeña reflexión sobre el sexo en Internet. (4) En los chat y en las comunidades virtuales se crean personajes que practican tanto el sexo casual como el romántico, trabajan, participan en ritos y celebraciones, se enamoran y se casan. Qué pensarían de ti interpela a un tipo de persona que realiza incursiones dentro del mundo del erotismo y la pornografía en Internet amparada por el anonimato y que, en principio, nunca harían lo mismo en el mundo real.

También hay que señalar que esta obra hace un guiño a este anonimato relativo, ya que, a medida que navegamos por las distintas opciones somos constantemente espiados por el sistema que registra nuestras acciones para configurar un perfil de nuestra personalidad. Cuando navegamos por Internet ocurre exactamente lo mismo, en la mayoría de las páginas que visitamos nos insertan un pequeño archivo llamado cookies. Este archivo sólo lo puede leer la empresa que nos lo ha enviado y sirve para saber qué secciones y con qué frecuencia visitamos su página Web. Sin embargo, la empresa de publicidad en Internet Double Click, que gestiona la publicidad de mil sitios Web, reconoció que había creado una base de datos que relacionaba a los visitantes de sus Web con el tipo de páginas que visitan esas personas. El objetivo es mandarles publicidad a medida que les interese y aumentar el número de clic en su publicidad. Por ejemplo, si detectan que un usuario visita muchas páginas de coches, le envía un banner que vende coches.

Volviendo a what:you:get, examinamos el último mensaje de la lista de correo de berg_man:

De: blow
A: berg_man
Tema: una tarde en la ciudad

hola berg_man
Esta tarde he estado esperándote pero no has aparecido. De todas formas ya me imaginaba que no vendrías. En el chat es fácil hablar y se dicen demasiadas cosas.
En fin, que seguimos sin conocernos y a este paso... no sé.
te envío un beso en este día lleno de dudas.

blow

Si pulsamos en el enlace vemos, a través de distintas pantallas el intento de cita de blow y berg_man. En cada pantalla nos dan varias opciones, de tal forma que podemos influir en el desarrollo de los acontecimientos, aunque siempre con el mismo resultado de cita frustrada.

Una vez examinado el último correo vemos una nota que nos indica: ya puedes acceder a what:you:get, aunque es preferible que termines de visitar todos los mensajes. Picamos en el texto y accedemos a una pantalla, con el fondo amarillo, donde se nos pide que definamos nuestra identidad. Para eso hay que seleccionar un nick y un password, en nuestro caso introducimos tesina en los dos campos. Este nombre y clave es el que tendríamos que introducir en la página principal para acceder directamente a la comunidad virtual what:you:get.

Después, pulsamos la opción hombre y entramos en la página principal de la comunidad virtual, donde el programa de rastreo nos dice: Mientras navegabas por el web site se ha ido configurando un perfil que, consciente o inconsciente, define tu personalidad, tus reacciones, tu comportamiento... Este perfil es tu rostro en what:you:get. Lo necesitarás siempre para relacionarte con tod@s l@s participantes de esta comunidad virtual.

A la derecha encontrarás los 10 usuarios con los que tienes mayor afinidad, aunque siempre puedes explorar nuevas relaciones en el Person Finder.

Los datos que han sacado de nuestra navegación indican que el nivel de melancolía es bajo, independiente, entre la pena y la nada me quedo con la nada y asume la parte débil en una relación.

Esta tabla de compatibilidad sirve para comparar el perfil del usuario y mostrarle aquellos que más se parecen a él. Se trata de facilitar las relaciones a través de Internet, aún sin llegar a tener que hacer clic, afirma Aguirrezabala. Además, mediante el servicio Persona Finder (buscador de personas), el usuario puede diseñar el perfil de la persona que busca y experimentar con relaciones diversas.

Citas:

(1) www.whatyouget.net
(2) www.inicia.es/NASApp/presenta/articulo.jsp?zona=4&secion=1056&art=3189
(3) "Repensar la identidad de la comunidad virtual", El Paseante 27-28, La revolución digital y sus dilemas, p. 48.
(4) Ibid.