corner
Archivo/Artículos
     
   
a
 


Inicio

 
Sociedad
Asi será el mundo en el 2032

por Paul Brown
Traducción de Ángel Díaz Mendez
 

Pórtico Luna

Publicado en el GuardianWeekly del 6 al 12 de Junio de 2002 bajo el título
"This Is The Way The World Will Be In 2032"

La destrucción del 70% del mundo natural en treinta años, extinción masiva de especies y el colapso de la sociedad humana en muchos países es la previsión de un desolador informe elaborado por 1100 científicos. El Global Environment Outlook, recopilado por Naciones Unidas, describe la degradación medioambiental de los últimos treinta años, desde la primera conferencia sobre el medio ambiente en Estocolmo en 1972 y mira hacia delante, a cómo podría ser el mundo en 2032.

A no ser que el mundo cambie su vigente enfoque "mercados primero", el incremento de construcción de carreteras, líneas eléctricas, aeropuertos y otras infraestructuras interferirá en las pautas reproductivas en la naturaleza y eliminará especies, especialmente en las zonas costeras en las que se concentra la mayor parte de los hábitats humanos. Los bosques seguirán desapareciendo a una alarmante velocidad y el 10 % de la tierra apta para producir alimentos se perderá por la degradación del suelo.

Más de la mitad del mundo sufrirá escasez de agua, con el 95 % de la población en Oriente Medio y el 65 % de la del resto de Asia y el Pacífico con serios problemas. Mientras tanto, las costas mediterráneas soportarán especiales presiones debido al crecimiento urbano, tratamiento inadecuado de aguas residuales, turismo y cultivos intensivos.

Pero el informe dice que esto no tiene porque ser así. En los países más ricos, la contaminación del agua y el aire se reduce, varias especies han sido recuperadas en estado natural y el tamaño de los bosques crece. El análisis de 450 páginas ha sido publicado en parte para impresionar a los líderes del mundo de tal modo que se tomen en serio la Cumbre Mundial sobre Desarrollo Sostenible que se celebrará en Sudáfrica en Agosto. La última reunión preparatoria para conferencia de Johannesburgo termina esta semana en Bali, Indonesia y muchos dudan que la agenda refleje la urgencia del problema.

El informe pinta cuatro futuros posibles para el mundo, incluida la vigente pauta de libre comercio y beneficio a corto plazo a expensas del medio ambiente que lleva al desastre. En un segundo escenario, igualmente peligroso, las consideraciones sobre seguridad dominan con el miedo al terror y a la inmigración masiva a las regiones ricas. Implica un mundo dividido entre ricos y pobres, con libertad de movimientos y democracia restringida y enclaves ricos como Europa y Norteamérica levantando barreras para mantener fuera a los pobres y desesperados. Un tercero ofrece una opción fuerte, de base política, en la que los gobiernos intentan proteger el medio ambiente con tratados internacionales de éxito diverso. El cuarto, en el que todas las decisiones se basan en el desarrollo sostenible más que en la avaricia y la ganancia a corto plazo, es el esquema que apoya el informe.

Klaus Toepfer, director ejecutivo del Programa Medioambiental de las Naciones Unidas, propone acciones concretas y una voluntad política de hierro que cambie la pauta vigente. Ha declarado: "Sin el medio ambiente no habrá nunca el tipo de desarrollo que se necesita para asegurar un trato justo para ésta o las futuras generaciones. Sería desastroso ignorar el cuadro pintado".

"Ni al medio ambiente ni a los humanos les va bien en el escenario "mercados primero" ha dicho "la huella humana crece e inflige un daño creciente".

"Ahora tenemos cientos de declaraciones, acuerdos, orientaciones y tratados legalmente vinculantes diseñados para afrontar los problemas medioambientales y las amenazas que suponen para la naturaleza y el bienestar y la salud humana. Encontremos ahora el coraje político y la financiación innovadora que se necesita para desarrollar estos acuerdos y para pilotar un rumbo más sano y más prospero para el planeta Tierra"

La Secretaria británica de medio ambiente, Margarett Beckett, que está en Bali, declaró que es vital hacer progresos para establecer una agenda adecuada para la acción en la cumbre de la Tierra. Los objetivos clave de la reunión serán el progreso en cuestiones como agua limpia, suministro de energía y seguridad alimentaria para los países en desarrollo. Ha declarado que se necesita una acción decidida para evitar un potencial desastre medioambiental en la década del 2030. "Puede que no exista un mundo digno de vivir en él. La historia lo verá como una trágica oportunidad perdida si no podemos afrontar este desafío".

Aunque el informe pinta un tétrico cuadro de los pasados treinta años, también apunta a algunos éxitos de los tratados. El agujero en la capa de ozono ha alcanzado un tamaño récord, pero se prevé que el daño empiece a repararse hacia el 2032 debido a que el uso de sustancias perjudiciales para el ozono está siendo suprimido.

Toepfer ha declarado que espera que el presidente George Bush vendrá a la cumbre de Johannesburgo a prometer apoyos a un mundo diferente, incluyendo planes para una Organización Medioambiental Mundial y proyectos concretos como el uso de energía renovable para dar esperanzas de desarrollo a dos millardos de personas sin electricidad. Pero el informe alerta de que el tiempo escasea. La degradación de la tierra debida a la actividad humana ya está causando una crisis en la producción agrícola en algunas áreas. En Irak, por ejemplo, el 30 % de la tierra arable ha sido abandonada debido a la contaminación por sal derivada de incorrectas prácticas de irrigación.

Una crisis del agua se extiende por todo el mundo árabe al bombear más rápido de lo que la lluvia puede reponer. El agua del mar se filtra cada vez más en los suministros subterráneos de agua potable. Por ejemplo en Madrás, India, la sal ha envenenado suministros de agua potable a más de 10 kilómetros tierra adentro.

En Latinoamérica y el Caribe, que acogen el 25 % de la cubierta forestal del mundo y 178 regiones de especial biodiversidad la situación ya es crítica en 31 de ellas. "La biodiversidad esta constantemente bajo amenaza por pérdida del hábitat, degradación de la tierra, cambio de uso del suelo, deforestación o polución marina" dice el informe.

Tony Juniper, director de Amigos de la Tierra, dice "este informe propone una dura elección entre políticas destructivas basadas en las fuerzas globales del mercado o abrazar el desarrollo sostenible. Satisfacer las necesidades de millardos de pobres mientras se protege el medio ambiente es el gran desafío que propone este informe a los líderes políticos e industriales. Posponer la acción ya no es una opción. La cumbre de Johannesburgo debe impulsar el cambio necesario en esta dirección.