corner
Archivo/Artículos
     
   
a
 


Inicio

 
Comunicación
Soldados y mercenarios en la suciedad de la información

por Quim Gil
 

Pórtico Luna Los medios mienten, los gobiernos mienten, las corporaciones mienten y los infosofistas lo sabemos.

Una suposición.

Estoy postrado en una cama, senil, saboreando las últimas horas de mi vida. El pasado puebla mi mente mientras el presente se desdibuja y el futuro se me escapa ya. Se acerca una chica y, manteniendo una cierta distancia de preocupación, me pregunta: ¿cómo pudisteis matar al mundo?

Siento un pinchazo y mi conciencia se estremece. Intento respirar a la vez que mis ojos buscan unas lágrimas en mis sequedades. Quiero morirme. La chica esboza una sonrisa comprensiva, me deja un beso en la mejilla y oigo cómo se me disculpa al oído antes de despedirse hasta mañana. Ahora recuerdo, llevamos días hablando sobre cómo eran las cosas antes, cómo vivió mi generación.

No la volveré a ver. Después de una noche entera de recuerdos, tristeza e impotencia sentiré un desvanecimiento que me apartará de la sociedad humana a pocas décadas de su colapso definitivo. La última sensación que sentiré en la Tierra podrá definirse como "culpa".

Fin de la suposición.

Soy un infosofista, alguien que juega con la información transformándola en conocimiento interesante para quien quiera pagarme por ella. De eso vivo. Como los sofistas vivían de las perras que les echaban quienes les escuchaban. Como todos los profesionales de la comunicación vivimos gracias al corte y confección de datos, información y conocimiento.

Abogados, académicos, analistas, arquitectos, artistas, asesores, cámaras, comunicólogos, creativos, diseñadores, documentalistas, economistas, editores, estadísticos, filósofos, fotógrafos, funcionarios, infografistas, infonomistas, ingenieros, investigadores, managers, periodistas, políticos, profesores, programadores, publicistas, representantes, secretarios, técnicos, webmasters... infosofistas todos.

La mayoría estamos en contacto frecuente con la suciedad de la información, de forma consciente o (mucho peor) inconsciente. Sabemos cómo esconder y disfrazar infomierda y ayudamos a que otros la disimulen o la muestren como joyas. O sea, mentimos. Por activa o por pasiva.

Los medios seleccionan lo que sale en grande y lo que no sale en base a unos intereses complejos que no son equivalentes a los de sus audiencias. O sea, mienten. Es algo que un buen profesional de la comunicación o un comunicólogo no negará. Los gobiernos definen la agenda política y actúan en base a unos intereses complejos que no son equivalentes a los de sus electores. O sea, mienten. Es algo que un funcionario o un político sincero no negará. Las corporaciones deciden lo que se produce y se vende en base a unos intereses complejos que no son equivalentes a los de los consumidores y demás mortales. O sea, mienten. Es algo que un economista o un buen profesional de marketing no negará.

Si los medios, los gobiernos y las corporaciones mienten tan bien es entre otras cosas porque los infosofistas somos unos grandes profesionales. Reconozcámoslo, somos los soldados y mercenarios reclutados y pagados para el provecho y triunfo de los intereses de los diversos capitanes de esta guerra imprecisa, global, maquillada de progreso hacia la sociedad perfecta. Esta guerra de poderes que está matando el planeta, que está causando muertos ya ni llorados, que está olvidando a los vivos improductivos y que está hipnotizando al resto a base de casas, coches, sexo, dinero y vacaciones en el mar.

¿Qué hacer ante esto? Me gustaría dejar esta vida con la conciencia más bien tranquila. Cansado del "qué le vamos a hacer" e imposibilitado para encontrar alternativas perfectas, le he puesto bastantes ilusiones a un proyecto imperfecto que estamos cimentando entre unos cuantos y al que estáis por supuesto invitados: http://lawebespiral.org. Está casi todo por hacer, pero si hubiera esperado a la vuelta de septiembre, no habríais sido los primeros en recibir la noticia.

Felices reflexiones y gracias una vez más por la lectura.

*******

Quim Gil - http://putput.es/qgil
PutPut - http://putput.es
© Quim Gil, 2000-2001.

Todos los derechos reservados. Puedes redistribuir, reenviar, copiar o citar este documento siempre que no lo modifiques y no lo uses con fines comerciales.
Debes incluir esta nota de copyright, así como el nombre Quim Gil, el correo qgil@putput.es y la dirección www.infonomia.com
Gracias.