corner
Archivo/Navegantes
     
   
a
 


Inicio

 
Ciencia
Los Homo Erectus reinaban hace un millón de años

rescatado por Juke
 

Pórtico Luna

Un cráneo de Homo erectus hallado en Etiopía ha permitido discernir que este ancestro humano constituyó una única especie distribuida a lo largo y ancho de Asia, Europa y Africa, y no dos especies como se creía hasta ahora.

 

Algunos paleontólogos habían sugerido que las poblaciones africanas y europeas de hace entre 1,5 y 0,5 millones de años constituían una especie (Homo ergaster) diferenciada de la que vivía al mismo tiempo en Asia (Homo erectus). La razón es que los fósiles encontrados hasta este momento mostraban ciertas diferencias en las características anatómicas de los cráneos.

Pero el descubrimiento de uno nuevo y muy completo en Etiopía, en 1997, ha modificado esta teoría. Henry Gilbert, de la University of California en Berkeley, responsable del hallazgo, lo ha estado estudiando durante todo este tiempo, limpiándolo de la matriz rocosa en la que estaba enterrado. Han sido necesarios dos años de grandes esfuerzos para liberar el cráneo y reensamblarlo, ya que fue aplastado, probablemente, por la acción de un depredador. El nuevo fósil etíope carece de mandíbula inferior. Debió ser devorada por un león o una hiena, que también intentó acceder al cerebro para comérselo. Una vez libre de la roca y observadas sus características, los paleontólogos creen que no hay razón para considerar la existencia de una subdivisión que diera lugar a los Homo erectus y Homo ergaster. Este fósil africano ha resultado ser muy similar a sus contemporáneos asiáticos, lo que no hace sino demostrar que el Homo erectus fue un homínido con éxito, capaz de distribuirse por todo el Antiguo Mundo.

Hace unos 950.000 años, un cambio climático propició la paulatina separación de las poblaciones de Homo erectus, haciéndolas divergir lentamente. En Africa dio probablemente lugar al Homo sapiens moderno, en Europa se convirtió quizá en el Homo neanderthalensis, y en Asia acabó por extinguirse.

El Homo erectus apareció hace unos 1,8 millones de años, según las evidencias fósiles de las que disponemos. A partir de entonces, se extendió rápidamente por toda Africa, Asia y Europa. Sin embargo, aún no estamos totalmente seguros sobre si su origen fue Africa o Asia. Lo que sí sabemos ahora es que un millón de años después, las poblaciones de los tres continentes aún se parecían lo suficiente como para poder ser consideradas una única especie.

Cuando el Homo erectus finalmente desapareció hace 400.000 años, sus diversas poblaciones geográficas ya habían divergido. Los fósiles asiáticos de hace medio millón de años de antigüedad son bastante diferentes de otros de la misma edad procedentes de otras regiones continentales, en particular el tamaño del cráneo.

Información adicional en:

http://www.amazings.com/ciencia/noticias/290302a.html