corner
Archivo/Navegantes
     
   
a
 


Inicio

 
Internet
Ogg

rescatado por Pórtico Luna
 

Pórtico Luna


Interesante sistema de compresión de AUDIO. El mp3 también es un monopolio. Este por lo menos es soft libre y abierto.

Se prepara la alternativa gratuita al compresor de audio MP3 Ogg Vorbis es un 'software' de código abierto para crear archivos musicales en CD. Su objetivo: mejorar la calidad del sonido ocupando menos espacio.

Bajo el curioso nombre de Ogg Vorbis (viene de las novelas de un autor de ciencia-ficción) se esconde un software libre alternativo al popular MP3, el compresor estándar de sonido. MP3 se ha popularizado con las descargas gratuitas de archivos musicales a través de sistemas tipo Napster.

Programadores de Xyphophorus, un grupo coordinado por el joven Christopher Montgomery, lleva tres años trabajando en el proyecto y ha puesto en la web la última versión beta del programa. La versión 1.0 oficial estará disponible en las próximas semanas, aseguran.

A diferencia del MP3, desarrollado por el alemán Fraunhofer Institute, Ogg Vorbis está libre del pago de patentes y es de dominio público; es decir, los desarrolladores comerciales pueden escribir adaptaciones al programa sin pagar ni un duro, tan sólo deben respetar los términos de la licencia. Ogg Vorbis forma parte del ambicioso proyecto Ogg, que pretende crear un sistema multimedia completamente abierto.

El objetivo del grupo es evitar a los fabricantes de reproductores y de aplicaciones de sonido, servicios de intercambio de música por Internet y grupos musicales el pago de regalías a Thomson Multimedia, compañía encargada de gestionar la patente del Fraunhofer Institute. Inicialmente, el MP3 fue diseñado para transmitir música a través de las líneas telefónicas.

Hace unas semana apareció una versión mejorada, el MP3 Pro. Montgomery ha resucitado un programa que comenzó a trabajar en su época de estudiante del MIT y que tendrá versiones para vídeo.

Un futuro duro

La iniciativa de Ogg Vorbis no convence a todos. Algunos analistas no le ven ningún futuro. Primero, porque el estándar MP3 está ampliamente aceptado por los consumidores y no les supone ninguna carga económica. Encima, tiene que luchar contra otros competidores de la talla de Microsoft Windows Media, que está azuzando el mercado, y Real Player. Algunos ya han bautizado a Montgomery, un joven de 29 años, como el Torvalds de la compresión de sonido. Durante el mes pasado, más de 100.000 personas se descargaron las versiones de prueba del software de Vorbis.

Entre las características técnicas del compresor alternativo destaca la reducción del espacio de los archivos, hasta un 33% menos que con MP3. Esta ventaja la obtiene al codificar los archivos .ogg en VBR (ratio de bits variable); en teoría, puede cambiar el ancho de banda de 16 kbps a 128 kbps por cada uno de los dos canales. La versión 1.0 incluirá el rango de 80 kbps, calidad comparable a la que ha alcanzado el MP3 Pro, con el que se intenta contraatacar al pujante Windows Media.

Una vez descargado Ogg Vorbis, el usuario puede copiar y comprimir los archivos musicales y volverlos a reproducir. El equipo de desarrollo ha creado plugins para Windows Media Player, Quick Time y Real Player, de forma que esos lectores de PC pueden reproducir también archivos .ogg. Otros lectores como Win Amp, Sonique y Free Amp también lo han incluido, así como el reproductor portátil Iomega Hip Zip.