corner
Archivo/Reportajes
     
   
a
 


Inicio

 
Cultura
A Miguel Ibañez (autor del libro "Pop Control")

por Sandra Miralles
 

Pórtico Luna

" Si he escrito POP CONTROL es porque me aburro mucho"

Miguel Ibáñez es un barcelonés de 37 años, que hace transcurrir su vida entre Sants, Poble Sec y el Barrio Chino, entre la música, los libros y la conspiranoia. En 1995 publicó " ZAP", un constructivo y ácido tratado sobre la televisión , en la desaparecida Editorial Futura. Ahora vuelve al ataque con "Pop control" , de la colección Parapapel de la pequeña editorial Glénat. Y mientras su obra alimenta las mentes más desconfiadas y curiosas, prepara el repertorio de Pop Eye Spy, un proyecto musical que comparte con Rosa Nad Spiro.

Miguel, perteneces a la generación de hermanos mayores punks

¿Yo soy tu hermano mayor? Bueno, soy de la generación de Quentin Tarantino, Henry Rollins o Chuck Palahniuk , o sea, de los grandes del momento. Los que nos pilló el punk con trece o catorce años… asumías las cosas con más libertad porque no llevabas nada detrás, te lo tomabas todo como…" viva la Pepa i el pà torrat". No tenías respeto por nada, ni por Lou Reed ni por nadie.

Las cosas han cambiado desde entonces… ¿han evolucionado?

Han involucionado, han mutado. El fermento del punk, que era el caos y un cierto tipo de anarquía, en la cultura se ha traducido en grandes cosas para la música o el cine…no se podría entender sin el punk a artistas como Demian Hirst o los dibujos Beavis and Butthead o los discos de Henry Rollins… o la democracia espectacular que vivimos, que fue inaugurada por el punk, que dice: " chaval, toca la batería aunque no sepas". Es lo que pasa ahora con todo el rollo techno…cualquiera puede ser artista y ¿quién te dice que no lo eres? En cierta manera, creo que el punk marca mucho la cultura de final de milenio de prácticamente todo el mundo. En el punk se concentran una serie de movimientos que explotan de manera contundente, el dadaismo, el situacionismo, los yippies americanos…el punk los populariza del todo. De hecho, Malcom McLaren era un situacionista de pata negra y de ahí Sex Pistols, el mejor montaje de la historia del rock´n´roll, es genial aquello…saca pasta del caos.

¿Qué es la conspiranoia?

Un discurso de fin de milenio, cuando la información se convierte en la materia prima básica de las sociedades modernas. Esta avalancha de información, teóricamente tendría que servirnos para despejar incertidumbres pero lo que hace es crear más incertidumbre, de tanta información que tenemos ya no sabemos cual vale y cual no. La conspiranoia es una defensa ante esta avalancha. " Piensa mal y acertarás", dice el refrán. Piensa mal de ciertos tipos de discurso, de lo que te da la prensa o la tele. La conspiranoia es una alternativa a la realidad que nos ofrece la información oficial. Es algo que existe hace décadas, el conspiracionismo más tradicional se remonta a los Iluminati, los Templarios, las sociedades de conocimiento…alguien que se reúne con un fin. La conspiranoia está en el ser humano. En la conspiranoia cabe gente que está convencida de que en el asesinato de Kennedy estuvieron implicados los alienígenas…la pregunta clave es ¿por qué no?…¿por qué hay que tachar a esta persona de pirada o iluminada?, si ves que los gobiernos hacen lo que les da la gana con la información. Hay libros muy lúcidos, hay gente que nos está dejando claro que las cosas no son como nos las cuentan ciertos poderes. A partir de aquí preocúpate de investigar, toma tus decisiones…si quieres creer que en el asesinato de JFK intervinieron los aliens, justifícamelo, explícamelo y pensaré ¿por qué no?. Tal es la sobredosis de información que…¿por qué no?.

¿Qué opina en cuestión de drogas tu mente conspiranoica?

La primera previa en cuestión de drogas y conspiración es que está claro que para los gobiernos, la droga es algo que sirve para criminalizar las sociedades. Lo que ha pasado con el crack en América, que ha sido introducido para desarmar barrios negros enteros. Lo de la ruta del "bakalao" , se convirtió en una trampa del sistema; si estás tres días tomando drogas, bueno, consumibles, vas a gastar más, vas a ser más rentable. Lo que pasó hace años aquí en España con el " jaco" y Euskadi. A los gobiernos les va muy bien para "policializar" la sociedad, con la excusa de la seguridad ciudadana. En el tabaco hay una serie de sustancias adictivas y eso se permite…desde lejía hasta estricnina…a partir de aquí, lo de las drogas no es más que un juego capitalista puro y duro, oferta, demanda y calidad, un mercado que a los Estados les va muy bien que sea irregular. Hace quince años, por ejemplo, se podía pillar " perica" por quince mil pelas y estaba un poco bien. Ahora por ese precio vas al " dealer" y te da tres gramos, un c.d de Green day y dos entradas para el Sonimag. No sabes ni la mierda que te estás metiendo. Al final, te estás intoxicando y te crees que eres muy enrollado. Lo del rebelde con porro está muy bien, pero hay que ir más allá.

¿Crees que la legalización acabará con estos problemas?

Por lógica o por principios tengo que estar a favor de la legalización, como estoy a favor de la eutanasia, del aborto o como incluso estaría a favor de la venta libre de armas. No creo en ningún monopolio estatal en ningún sentido, y no entiendo por qué el monopolio del alcohol o del tabaco vale y otros no. Si se solucionarían las cosas o no con la legalización, no lo sé, pero sería lo más lógico y lo más práctico. Sí, habría que legalizarlas.

Y del monopolio de las editoriales, ¿qué me dices ?, ¿cómo está la cosa para poder publicar?

Es otro mercado más. Las pequeñas unidades tienen que luchar con verdaderos emporios. Hoy en día, una librería se mide por metros cuadrados y centímetros de escaparate. Es un mercado descontrolado, en el que hay mucha más oferta que demanda. Aún así, hay gente que publica cosas fuera del buen gusto burgués, es lo que hablábamos antes del punk, el " Do it yourself", cosas que de otra manera, no se editarían. Por supuesto que se hacen cosas interesantes, pero no tantas como desearía. Si yo he escrito " Pop control" es porque me aburro leyendo. ¿Qué pasa aquí con los grandes escritores jóvenes?. Chuck Palahniuk es un campeón, me ha dado una marcha acojonante, pero claro, es uno y americano… ¿cómo me voy a poner a leer a Ray Loriga?, ¿cómo?

¿ A qué público está dirigido tu libro, " Pop control"?

Es para todo el mundo. Es un libro que habla de cosas absolutamente populares en el sentido más estricto de la palabra. Está escrito de una manera tremendista, con el estómago, con el corazón, con la víscera. Para leerlo no hace falta saber el nombre del último director extraño. Se habla de JFK, de Unabomber, de los nazis, de Hiroshima…enfocado de una manera particular.

¿ Cómo ves la cultura del espectáculo en España?

En general, las ofertas son bastante casposas. Lo que lo ha jodido ha sido la pérdida de infraestructuras. A finales de los setenta, principios de los ochenta había algo, todo el mundo que hacía algo más o menos interesante podía estar conectado pero de pronto, ¡plaf!, a base de subvenciones, gobierno y autonomías, se hacen con el poder y subvencionan al primer " palangana" que hace algo. Lo poco que hay, está mal comunicado, no hay una red alternativa de información. Es algo que va mucho con el carácter español, somos muy anarquistas y muy individualistas y eso está muy bien; yo soy individualista a muerte, pero si se crea una red, esto permite que una pequeña editorial funcione, como pasa en Estados Unidos o Inglaterra, permite que un pequeño sello tire en condiciones o que alguien con un interés se entere de que se ha hecho algo.

Tal vez con Internet…

Es posible.

¿Proyectos a la vista?

Si todo va bien, dentro de poco, se hará una reedición corregida y aumentada de "ZAP". Han pasado cinco años y han pasado cosas. Predije una ejecución televisada en directo y ha ocurrido, pero en Guatemala y no en Estados Unidos, cosa que me descolocó…El libro saldrá para el 2001, supongo, y bueno, lo que te rondaré morena…

Menos mal que hay gente que aún se atreve a escribir cosas interesantes y editoriales que se arriesgan a publicarlas…y lectores ávidos de originalidad. La publicación de "Pop Control.(Crónicas post-industriales)" de Miguel Ibáñez , abre las puertas a la esperanza.

Ya saben, la pregunta clave es, ¿por qué no?.