corner
Archivo/Reportajes
     
   
a
 


Inicio

 
Arte
Net-Art (III)

por Salvador Diánez
 

Pórtico Luna

Autor: Salvador Diánez Pérez
Director: Jorge Fernández Gómez
Universidad: CEADE / Prifysgol Cymru University of Wales

El concepto del arte y el Net.art:

1. Kandinsky y su visión del arte

¿Qué es arte y qué no lo es? ¿Por qué el arte prehistórico, un Piero de la Francesca o un Picasso son arte? ¿Es el arte hoy una convención? El concepto de arte es un debate atemporal que, sin embargo, ha cobrado fuerza en la actualidad gracias a su asociación con las nuevas tecnologías. A medida que esta nueva práctica artística, el Net.art, se va extendiendo por diversos países y las instituciones artísticas toman conciencia de este nuevo movimiento, surgen un mayor número de exposiciones, conferencias y foros donde se debate la temática general del arte y la propia del Net.art. En este contexto el problema de la determinación de los límites del arte toma gran protagonismo generando múltiples divisiones, tipologías de arte y definiciones del concepto desde todas las ramas sociológicas y del pensamiento, abarcando opiniones de toda índole y para todos los gustos.

Sin embargo, tal y como señala Miguel Ángel Hernández Saavedra (1) precisamente porque el arte no es ciencia —ni filosofía—, no cabe definirlo en términos de un objeto material que lo encarame a su esencia (...) la actividad que es el arte carece de un objeto material que salvaguarde su status de ahí que, a pesar de los muchos intentos nunca se halla llegado a un consenso en la definición del arte, que sería el paso previo para su diferenciación de otras materias. De este modo, partiendo de la base de que nos van a surgir más preguntas que respuestas y que todas las definiciones que demos no son más que una perspectiva, una visión más que sólo pretende participar en una pequeña parte de la Verdad. Vamos a abordar en este capítulo nuestra visión del Net.art definiéndolo como una nueva forma de arte de pleno derecho. Para ello vamos a retomar la visión del arte que el pintor ruso Vasili Kandinsky expone en su libro De lo espiritual en el arte (2) .

Este libro, publicado en 1912, es el primer escrito teórico del artista. En él desarrolla los principios que le llevarían a la práctica de la abstracción no figurativa analizando la problemática del arte de su época. El libro de Kandinsky tuvo un efecto revolucionario y sus principios y teorías fomentaron el debate y la controversia en un momento crucial de la historia del arte, ejerciendo una influencia profunda e indiscutible en los artistas de la época. Sus teorías y visión del arte, expresadas en un lenguaje de claras resonancias orientales y lleno de analogías, siguen vigentes y pueden arrojar algo de luz al momento que vive el Net.art.

Kandinsky parte de la base que (3) el artista puede utilizar cualquier forma para expresarse, a partir de este principio expone su visión del arte que se fundamenta en su teoría de la pirámide.Para el autor, (4) la vida espiritual, representada esquemáticamente, es un gran triángulo agudo dividido en secciones desiguales, la menor y más aguda dirigida hacia arriba. Cuanto más hacia abajo, tanto más anchas, grandes, voluminosas y altas resultan las secciones del triángulo.

El triángulo se mueve despacio, apenas perceptiblemente hacia delante y hacia arriba; donde hoy se halla el vértice más alto, mañana estará la próxima sección. Es decir, lo que hoy es comprensible para el vértice más alto y resulta un disparate incomprensible al resto del triángulo mañana será contenido razonable y sentido de la vida de la segunda sección. Esta teoría da protagonismo a la figura del artista. Un artista con una capacidad superior que le permite ver y sentir cosas que el resto no puede. Ellos son los que mueven, con gran esfuerzo, la pirámide en sentido hacia adelante y hacia arriba. Esta concepción lleva implícita una incomprensión del artista por parte de sus coetáneos, ya que estos se encuentran en una sección inferior y lo que el artista comprende y experimenta hoy, no les llegará a ellos hasta que el triángulo haya avanzado hasta esa posición. Entonces alabarán el trabajo de este artista, pero la punta de la pirámide se encontrará muy lejos de esos principios ya superados.

El pintor también señala que (5) en todas las secciones del triángulo hay artistas. Todo el que ve más allá de los límites de su sección es un profeta para su entorno y ayuda al movimiento del obstinado carro. Si por el contrario no posee esa aguda visión o la utiliza para fines más bajos o renuncia a ella, sus compañeros de sección le comprenderán y le ensalzarán. Cuanto más grande sea la sección y cuanto más bajo su nivel, tanto mayor será la masa que comprenda el discurso del artista. De este modo, podemos entender el Net.art como una forma de arte que, junto con el resto de prácticas artísticas, tradicionales o no, ayudan al movimiento de la vida espiritual. Habrá determinadas prácticas o movimientos artísticos que se encuentren en una sección del triángulo intermedia y sean comprendidos por mayor número de personas, mientras que otras prácticas artísticas, entre ellas el Net.art, estén en secciones superiores gozando con ello de mayor incomprensión. Sin embargo, también hay que señalar que dentro de cada forma de arte no podemos hacer generalizaciones, habrá artistas más innovadores y comprometidos con el movimiento del triángulo agudo, y otros que sólo busquen el reconocimiento de sus coetáneos o una recompensa económica.

En su obra diferencia al artista del que no lo es por medio del principio de la necesidad interior que es la fuerza que lo impulsa a llegar más lejos. (6) El artista es la mano que, por esta o aquella tecla, hace vibrar decuadamente el alma humana, con su arte el artista alimenta la vida espiritual de las secciones inferiores del triángulo. Kandinsky señala tres elementos necesarios en una obra de arte que le servirán para situar la obra en una zona u otra de la pirámide. Estos tres elementos parten del principio de la necesidad interior y son (7) :

1 Todo artista, como creador, ha de expresar lo que le es propio (elemento de personalidad).

2 Todo artista, como hijo de su época, ha de expresar lo que le es propio a esa época (elemento de estilo, como valor interno, constituido por el lenguaje de la época más el lenguaje de la nación, mientras ésta exista como tal).

3 Todo artista, como servidor del arte, ha de expresar lo que le es propio al arte en general (elemento de lo pura y eternamente artístico que pervive en todos los hombres, pueblos y épocas, se manifiesta en las obras de arte de cada artista, de cada nación y de cada época y que, como elemento principal del arte, no conoce ni el espacio ni el tiempo).

Para el artista, el que tiene más importancia de los tres elementos es el tercero. Cuando en una obra predominan los dos primeros, ésta será más comprensible al alma de sus contemporáneos y estará situada en una parte inferior de la pirámide.

Por otro lado, si en una obra predomina el tercer elemento, será más difícil su comprensión pero más arriba será su situación en la pirámide. Este es el caso de las obras de muchos artistas que, para ser comprendidas y valoradas han tenido que pasar muchos años.

Por tanto, el Net.art, para autoafirmarse y tomar mayor importancia en la vida espiritual que es el arte, tendrá que ir fomentando las obras que expresen lo que le es propio al arte en general. Así irá superando otro tipo de obras más coyunturales basadas en problemas técnicos o informáticos cuyo interés y validez para la vida espiritual es sumamente corto.

Una vez esbozados los principales puntos de la visión del arte de Kandinsky, vamos a pasar al análisis de la obra Nonsense (8) del grupo ON AIR. Esta obra constituye una reflexión sobre el sentido y la función del arte a través de los medios electrónicos. Estos Net.artistas plantean preguntas y apuntan respuestas sobre los temas que preocupaban a Kandinsky y sobre las paradojas artísticas que estamos analizando en este capítulo: qué es arte, qué no es arte, cómo influye el proceso perceptivo en nuestra visión del arte, cómo influye la crítica en el arte, etc. Por todo esto vamos a realizar un recorrido por Nonsense aplicando los puntos de vista del pintor Ruso desde la perspectiva del arte electrónico actual.

 

Citas:

1 Miguel Ángel Hernández Saavedra, República de los artistas, www.operariodeideas.com
2 Vasili Kandinsky, De lo espiritual en el arte (Paidós Estética, 1997)
3 Ibid., p. 68.
4 Ibid., p. 27.
5 Ibid., p. 28.
6 Ibid., p. 54.
7 Ibid., p. 65.
8 www.rhizome.org/artbase/2081/nonsense