corner
a
 



 

 

 

 
El secuestro del Dr. Lucer

 

Pórtico Luna

Lo que sigue a continuación es la transcripción (parcial, muy parcial) de la conversación que mantuve con la Sra. Schindaas; la escribo en circunstancias un tanto "curiosas"…bajo presión: a mi derecha hay un individuo dispuesto a pisotearme hasta la muerte si no escribo: "-La verdad, lo cierto e indiscutible." Por Wenceslao Lattich. Escribir algo así es un "imposible metafísico," como diría cualquier demiurgo que se precie. La conversación con la Sra. Schindaas es…una salida de emergencia. Quisiera precisar un par de detalles: 1º el individuo no está solo, 17 tipos lo acompañan y están dispuestos a ayudarle. 2º El Sr. Lattich, padre de la Sra. Schindaas, cosas del azar,!? corre con los gastos del individuo y los 17 tipos 3º El individuo, al igual que los 17 tipos, no sabe leer. Así que he adoptado una actitud tipo: "Sé lo que me escribo," y así llevo ciento y pico palabras Sr. Lattich, mientras tanto intento responderme a las preguntas: ¿cómo he llegado a está situación?, ¿Qué le hace suponer que soy capaz escribir semejante barrabasada.? Va por ti Wences.

-Monseñor, ya me he confesado ¿es grave?

-La deserción como actitud está muy mal vista Sra. Schindaas, no nos engañemos.

-Monseñor yo propongo la deserción como actitud, no me sirven movimientos anti-loquesea que emplean los mismos sistemas que pretenden destruir, que intentan manipular y conducir una corriente inexistente, que no es mas que algo que conocemos desde hace tiempo -El Desencanto-. El desencanto que produce la conciencia de formar parte de un sistema esclerótico que se sustenta en la pobreza, la explotación…que le voy a contar.

-Puedo proporcionarle una hoja de afeitar, disertar sobre la pretensión de orden o a cerca de la capacidad innata de los humanos para reconocer lo obvio…

-Cállese! Está demostrado que el sistema tiene una capacidad de asimilación tremenda, es capaz de engullir todo; ya que lo componen individuos que tragan con lo que sea, y no me refiero a la clase política solamente, o a ese todófago del que habla el Dr. Lucer, sino a todos y cada uno de los ciudadanos del llamado primer mundo. Tal vez lo único que no pudo asumir fue el Punk,… bien, es cierto que toda una parte no solo fue solo engullida si no vendida, pero eso es otra historia.

Si algo no te gusta, te parece injusto: deserta. Es el no tragar.

Me parece una postura hipócrita, cómoda diría El Largo, movilizarse para después seguir tragando mierda de forma cotidiana, que coño no fumar en los andenes del metro, tragar con la coacción de una multa, ¿que es eso de tener miedo a un individuo tan solo porque puede despedirte o porque lleva un uniforme.?

-Sra. Schindaas, tenga en cuenta que la mayoría de uniformes están habitados por humanos y suelen llevar incorporada algún tipo de arma, se que no es muy razonable, pero la lógica…implacable…

-Quiere hacer el favor de callar!! De una manera u otra todos realizamos una serie de considerables esfuerzos para conseguir la aprobación de aquello que amamos o simplemente nos parece "lo correcto", no es nada nuevo, como tampoco lo es la frustrante sensación de no ser amado, comprendido, aceptado…pero hay defensas para evitar la depresión, (en mi opinión la depresión es un lujo Sra.) y otras ñoñerías, que es: Jódete! tu te lo pierdes…desde cierto punto de vista; todo lo que no te gusta te lo pierdes, la verdad, a mi no me gusta que me hagan daño y reconozco que debe ser divertido y placentero y que me lo estoy perdiendo, pero es que no me gusta, matar también debe ser muy divertido; mucha gente lo hace…también prefiero perdérmelo, es una cuestión de actitud, no me hace ninguna gracia que me pisoteen ni que me impongan una serie de criterios que no soportarían el mas elemental de los análisis. Así que deserto y propongo que antes de pisotear a nadie, el individuo en cuestión, solicite a un alma caritativa, si no tiene ningún sádico a mano, que le golpee con insistencia, donde le duela… el amor propio y si carece de el, unas cuantas patadas en la boca, o una temporada en prisión sabiéndose del todo inocente…Si soporta todo esto, el individuo en cuestión; y no es el rencor lo que le mueve, sigue dispuesto a pisotear; ¿cual es la motivación del individuo en cuestión,? No se me ocurre otra que no sea la económica, y que sean lo que son: esbirros sin seso de Lattich, del Sr. Lattich Schindas…Mi padre!

-…? Lo de sin seso es una redundancia, y…

-Cállese! Que importa eso ahora Monseñor! ¿es grave.?¿Malcom McLaren es el demonio?

-…?

-. No tiene respuestas! Y conoce la palabra redundancia! Vd. no es el sacerdote que debía salvarme! Es un monstruo,!… al que me he confesado! Peor! Vd. Es el Dr. Lucer, enviado por mi padre!

Lo que sucedió posteriormente no lo consideraría una conversación.

El individuo capaz de cosas horribles, parece convencido de que he escrito "La verdad, lo cierto e indiscutible" y sus 17 acompañantes se han desvanecido. Con lo cual no es necesario seguir con la maldita transcripción de la conversación imposible con la Sra. Schindaas. En su momento me pareció de una crueldad innecesaria, valga la redundancia, recordarle que en estos momentos los condenados no tienen tiempo para pensar en el suicidio, están demasiado ocupados buscándose la vida, sería un tanto contradictorio. ¿Y como recordarle que desde el otro lado, desde el Wellfare State, se asume como una carga el Misery State en el que se encuentran algunos países.? Las víctimas de hoy en día son una molestia, no se me ocurre peor situación para una víctima, ser un engorro. "-Lo siento no quería molestar." Pero siempre queda un rayo de esperanza: la víctima puede aspirar a un cambio de status, el de esclavo, si tiene suerte puede reunir el dinero suficiente para jugársela…juego? ¿Quién se atreverá a romper la baraja?

Espero, confío y deseo poder responder a los interrogantes que ahora se nos plantean, en especial ¿dónde está Mike? Y ejercer mi labor con rigor y sin la presión añadida del Sr. Lattich, al que deseo descanse en paz. Por lo que respecta a la Sra. Schindaas y demás nihilistas de salón…les deseo nada.

No se puede pretender ser amado y considerar a los que no le aprecian a uno, unos descerebrados a los que hay que hacer entrar en razón.

Y a Vd. Le deseo lo que quiera, sinceramente: lo que quiera.

Suyo servidor:

Dr. Lucer.