corner
a
 



 

 

 

 
Deliberaciones

 

Pórtico Luna


En este numero:

1) La eficacia del dolor
2) Castrati
3) Con o sin
4) La química feroz

 

1) La eficacia del dolor

La eficacia del dolor, como herramienta de control social, es una forma de flagelo que se usa a menudo entre personas de todos los niveles. Maneras, técnicas que contrarían a una persona, para efectuarle un desagrado interno, un malestar.

Es común ver a gente usar el término "chinga-queditos". Este término (coloquial) implica que se puede provocar un daño sutil, y a propósito, sin que la otra persona identifique la maniobra a simple vista.

Un señor llega al banco y pide una ficha de depósito a la ejecutiva. Ella, sólo por contrariar (por equis razones, su cónyuge no la quiere, no le gusta su trabajo, etcétera), asegura que ya no hacen esas fichas. O inventa un disparate: "No tenemos en esta sucursal".

Bien. La ejecutiva ha cumplido su deseo interno de afectar a alguien, de hacerlo sentir contrariado, y puede continuar con las faenas de su trabajo. En cambio, el señor se queda con el daño interno de haber sido agredido psicológicamente. ¿Qué banco opera sin fichas de depósito? Ninguno. Él sabe esto, y le duele.

 

2) Castrati

En la antigüedad muy antigua, allá por el siglo 18, un castrati era un individuo con voz de ángel que cantaba opera. Dicho individuo era castrati porque pasaba por el cuchillo, para supuestamente obtener dicha voz de ángel.

En la modernidad muy moderna, este término ha tomado nuevos significados. De hecho, en días actuales se le conoce como un proceso psicológico de gran validez para la problemática familiar (familias disfuncionales, ustedes saben).

El proceso o terapia de familia, consta de 2 elementos. Por un lado, está el benefactor de la terapia, el paciente, y por otro lado, el teraupeta. El benefactor, en muchos casos, es un hombre que se casa por segunda vez y que ya tiene hijos del primer matrimonio. El terapeuta (o la terapeuta, en este caso), vendría siendo el nuevo cónyuge, que a su vez tiene hijos de un primer matrimonio. Perfecto. Sigamos.

Lo que la terapeuta hace (con astucia y tacto de experto) es repetir una frase, una y otra vez: "Nomás te vienen a visitar cuando necesitan algo. Cuando necesitan dinero". Esta frase se repite (para mayor efecto rimbombante) una vez a la semana, durante 10 años (tiempo de tratamiento mínimo en todos los casos).

Después de 10 años, la terapia surte su efecto rimbombante. El paciente ya no reconoce a sus hijos naturales (los ve como visitantes cuando van a su casa, visitantes que quieren algo, dinero, etcétera), y ahora abraza a los hijos del nuevo cónyuge como si fueran de él: "Son míos. Se parecen a mí", dice él con voz de castrati (ángel), hasta sorprendido de la naturalidad con lo que lo dice.

Este proceso de castrati es de mucha utilización en la actualidad, y se ha vuelto muy popular entre terapeutas del medio acomodado, que desean tener resultados de herencia, entre otras cosas.

 

3) Con o sin

-¿Lo has hecho sin condón?

-Sí, at least me ha pasado about two times and I have been very regretful afterwards. I have been drunk, under the influence and they have told me, "No, no", and at the heat of the moment, I just say, "Go, go, go".

-¿Tú?

-Cuando yo quería tener relaciones con un muchacho, él me dijo que cuando se lo ponía, no podía. And he was like, "¿Por qué no?". I trusted him, pero como era nuevo a tener sexo, I had a feeling he would get me pregnant. And I am, "No, you are crazy, you have to use a condom", and he couldn’t. So I was like, "Too bad".

-¿Y tú Maritza?

-Sí. Porque si hubiera suficiente yo creo que mucha gente lo haría. Pero, there is too much hesitance. Like for, in my experience, yeah, and I have a lot of friends que they are hesitant to use the condom, "Oh, but I use the birth control", and I am like, "What about AIDS?", you know?. "Oh no, condoms, I don’t like it".

-Michelle está muy callada.

-Mucha gente cree que they’re 100% safe. I have a lot of people tell me that, "Oh but they’re sure", and I am like, "No they’re not" "Yeah but, what’s the odds girl that I am going to get infected or its going to rip?". I am like, "There are a lot of odds boy. Don’t tell me that". There is a lot of people out there that don’t comprehend that.

 

4) La química feroz

En términos de ficción, la vida conyugal resulta probablemente feroz (para los artistas casados), en varias circunstancias y niveles de operatividad. Por un lado, tenemos el aspecto del cónyuge que no entiende la dinámica de entrega que un artista tiene con su trabajo.

Esto es una ficción del más alto nivel.

El cónyuge, queriendo recibir el amor que un día tenía prometido, encuentra resistencia al ver cómo su ser querido se refugia en su mundo de arte, de palabras. Esto me ha sucedido tantas veces, que ahora, la mía esposa ya se hizo a la idea, y en momentos deja pasar la situación, sólo con que se efectúe la transacción de amor: el beso de buenas tardes, noches, hola cómo estás, cómo te fue en el trabajo amor de mi alma.

Pero hubo tiempos que no era así. Ella no interpretaba mis largos ratos enfrente de la maquina como una respuesta a su intento de amor. Ella pensaba que yo prefería estar escribiendo cuentos que nunca se iban a publicar, con tal de no estar con ella, viendo la televisión, o haciendo otras cosas que las parejas hacen.

Esto es un drama de delicadeza máxima. Si uno, como artista amateur que trata de hacer algo que llene el espíritu, no acude al llamado del corazón conyugal, es probable que surjan problemas de química. Por lo tanto, viene la química feroz que fue el titulo de este humilde resumen.

Se trata de un animo vengativo que lleva a tomar decisiones drásticas, y que conducen a situaciones de mal amor, y resentimientos, que causan remordimiento en el alma del artista, siempre sensible.

Por lo tanto, se aconseja tener un tacto de acero, o de algodón. Depende de la pareja, claro está, y saludos a los que ya saben lo que digo, y saludos a los que no saben lo que digo.

 

Bruno Ruiz
http://www.brunoruiz.blogspot.com