corner
a
 



 

 

 

 
Libertad de expresión

 

Pórtico Luna

El concepto "Libertad de Expresión" es uno de los más pervertidos por las sociedades, supuestamente democráticas, de la actualidad. De las no democráticas ya no digo nada, no tienen ese problema por que la libertad de expresión no existe.

Primero maticemos el tema. Libertad de expresión significa poder manifestar tus ideas de manera publica sin riesgo de ser perseguido por ello. El concepto básico aquí es que se trata de ideas. Una idea puede ser intrínsecamente buena o mala, pero en principio no tendría por qué ser dañina ya que es solo una idea; es su aplicación lo que puede ser dañina. En una sociedad donde la gente tuviera muy clara una moral determinada (sea la que sea, pero todos la misma) una idea que fuera en contra de esa moral y que aplicada pudiera resultar dañina para ella, podría ser expresada en libertad, pero nadie la podría en práctica. Desgraciadamente en nuestra sociedad esto no sucede, y siempre hay individuos dispuestos a poner en práctica lo que sea, caiga quien caiga. Y sin embargo esto no debería influir en el derecho a la libertad de expresión.

Voy a poner un ejemplo. Si yo creyera que la única religión verdadera es el culto al sol de los aztecas, y que ellos tenían razón en sus sacrificios humanos, debería poder decirlo sin ningún problema y sin que por ello se me acusase de incitar a la violencia. Al que si que habría que perseguir es al que, tomando esa idea como verdad absoluta, se dedicase a realizar rituales de sacrificio.

Por otro lado, ya el mismo concepto de incitar a la violencia es peligroso: ¿qué pasa, que el incitado no tiene su propia cabecita para saber si hace algo bueno o malo?.

Así, sociedades que durante años combatieron contra la dictadura con ese grito en los labios (Libertad de Expresión), simplemente han cambiado un tipo de dictadura por otro. Eso tan famoso de "pero es que ahora se puede decir todo" es más falso que un billete de un euro. Abrid los ojos: Se puede decir todo mientras nadie se sienta lo suficientemente perjudicado por esa idea como para derribarla con el uso de la ley; y eso en el mejor de los casos, pues otros prefieren usar simplemente la violencia.

¿Cómo es posible que esgrimiendo la libertad de expresión alguien pueda cerrar un periódico? Igualmente usando esa misma idea pueden cerrar una librería o quemar libros. Lo de quemar libros quizás estaba bien para la inquisición, pero desde luego está un poco fuera de lugar en nuestro días. Y en el colmo ya del frenesí se han llegado a prohibir canciones porque hacen que la gente que las escucha ¡¡¡se ponga triste!!!. Pues yo me pongo triste cuando veo los artículos de algunas leyes, a ver si alguien las prohibe.

El problema de siempre es quién decide lo que se puede decir y quién no. Y siempre lo deciden los mecanismos de poder, claro. Esto no quiere decir que vayan a perseguir a cualquiera que les critique, eso quedaría muy poco democrático. Es mucho más sutil, se atacan determinadas cosas y solo en determinados momentos. Hay que rascar a fondo para ver el porqué pasa esto. A veces es un simple hecho de odios ancestrales, el poder en cuestión se resiste, ahora y siempre, a que se hable de este tema, impidiendo una reflexión sosegada sobre el mismo. La mayoría de las veces es una cuestión económica, la aplicación de esa idea, sea buena o mala, hará que alguien pierda mucho dinero. También puede que le haga perder poder, y eso siempre se ha de perseguir.

¿Hay alguna solución para esto? Por supuesto, siempre la hay. Cultivar la mente crítica. Toda sociedad que se considere democrática debería luchar por esto, conseguir que la educación que se da a su pueblo tenga como objetivo desarrollar individuos capaces de analizar los datos que se les da de manera crítica y actuar en consecuencia. De este modo cada uno podría expresar lo que le parece, y solo las ideas "lógicas" serian aceptadas por esa sociedad. Esta claro que esto no es perfecto y que en cómo se eduque puede hacerse que todo fracase (tal y como esta pasando actualmente), solo se puede llegar a buen fin con una educación neutral, que no barra hacia la casa de nadie.

Sin embargo es mucho más fácil, y sobre todo barato, matar al mensajero. Y de este modo por el camino se quedan grandes ideas que podrían habernos ayudado mucho a todos.

Kunta Kinte