corner
a
 



 

 

 

 
marzo 2002

 

Pórtico Luna

No sé porqué la gente pone querido diario cuando tienen que escribir sobre tus inmaculadas hojas de papel en blanco (la frase es tan buena que casi parece copiada). En fin, que te llamaré querido diario a pesar de que personalmente aún no siento todavía ningún tipo de placer físico relacionado contigo o tus amigos (¿los diarios tienen amigos?). Me presentaré: soy Francisco van der Linden, tanto por parte de padre como de madre. Y nunca he escrito un diario. Bueno, si, una vez. Cuando me regalaron uno para la primera comunión. Pero entonces vestía de marinero y sólo hablaba 2 idiomas. Hoy las cosas han cambiado, pero de vez en cuando aún me visto como entonces (perversiones de mi mujer). Como habrás adivinado, estoy casado. Se me nota. Espero que algún día les ocurra lo mismo a mis hijos. O sea, que se les note que tienen un padre casado. En fin, que ahora me dedico a la literatura porqué estoy en el paro. Mis hijos me dijeron que no me necesitaban para nada (con 24 y 27 años que tienen los angelitos) y mi mujer que las dejara tranquilas a ella… y a la casa. Por no hablar de mi jefe, que no me quiere ver ni en pintura. Yo, en cambio, a su secretaria sí. Por eso me decidí a escribir motivado por la secretaria. Perdón, quiero decir motivado por la literatura. Y es que a mi sólo me gusta la literatura y el piragüismo, pero el papel era más barato. Se ve que cuando escribes tienes que escribir sobre un tema (cosa que me parece muy interesante). Primero pensé que podía hacer una novela. A mi me gustan mucho las novelas de aventuras, especialmente las ambientadas en países exóticos : Yo ya me veía como un superagente internacional rodeado de palmeras y bellezas o como un héroe romántico en plena África Negra en busca de comunidades perdidas en taparrabos. Pero para eso tenía que estudiar antes un poco de geografía y comprarme una mosquitera. Una vez oí un psicólogo en televisión que decía que la mejor manera de liberar tensiones era liberarlas escribiendo. Yo siempre he pensado que era haciendo el amor. Mi mujer también lo piensa. Por eso somos tan felices (mi suegra también es feliz pero ya no hace el amor). Y ahora escribo para liberar tensiones y porqué me aburro. Cuando uno está en el paro se siente inútil, impotente. Es culpa de la sociedad en la que vivimos, en la que tienes que estar todo el día trabajando. ¿ Y cuando no tienes trabajo qué haces? Nadie lo sabe. Nadie responde. Eres como un apestado. Yo de momento me lo tomo con calma. Ya me he comprado tres botellas de coñac. Si mi familia está contenta, yo estoy contento. Pero de momento el coñac me lo bebo solo.