corner
a
 



 

 

 

 
Turismo Espacial

 

Untitled Document

Los humanos somos muy cabezotas. Se nos ha puesto colonizar el espacio y lo conseguiremos. No se sabe muy bien cómo, pero lo conseguiremos; de eso no hay duda. Sea descubriendo alguna forma nueva de propulsión que nos permita movernos por el espacio con cierta dignidad, sea enviando naves cargadas de humanos en animación suspendida hacia unas coordenadas en el otro extremo de la galaxia. De hecho, no nos queda más remedio. O encontramos sitio donde meternos o nos comeremos los unos a los otros, cosa que, por otra parte, ya hemos empezado a hacer… Habrá que ir al espacio.

Tal y como están las cosas en el planeta, puede parecer una frivolidad hablar de invertir en dirección a las estrellas, pero como la población siga creciendo con el ritmo que lleva, tarde o temprano habrá que buscar sitio donde meternos, o pagar las consecuencias… Así que yo voto por empezar cuanto antes, aunque para ello sea necesario abrir agencias de excursiones espaciales. Ya me parece bien que, por una vez, el dinero de excéntricos adinerados sirva para algo más que para puntuar en un ranking de prestigio. Aunque, esto, claro está, entraña sus riesgos. En cuanto coger un transbordador espacial sea algo tan habitual como coger el avión, nos exponemos a  que nos llenen el espacio de publicidad. En las naves, en las estaciones espaciales, enormes hologramas publicitarios en el vacío, el logotipo de la Coca-Cola proyectado sobre el círculo de la luna llena… en fin, ya saben ustedes cómo se comporta nuestra especie en estos asuntos.

También puede suceder que las órbitas del planeta se llenen de turistas indeseables, de esos que se van dejando tirados por ahí escudos anti-misiles, satélites espía, y otros desechos, dándole a la Tierra el aspecto de una vieja paranoide y mal humorada.

Charlando, un buen amigo planteaba el siguiente dilema: "No sé si debemos salir al espacio, a ver si tomamos conciencia de lo que somos, o mejor primero tomamos conciencia de lo que somos, y luego salimos al espacio. No vaya a ser que vayamos extendiendo la mierda por ahí…"