corner
a
 



 

 

 

 
Le llamaban Pedro Jota (V)

 

Pórtico Luna

Tres meses después del nacimiento de El Mundo nos encontramos con el primer ejemplo de por donde van a ir los tiros. El 8 de Enero de 1990 un oscuro episodio de especulación inmobiliaria en Barbate salpica a Juan Guerra, hermano del vicepresidente del gobierno. En días sucesivos, El Mundo ofrece una retahíla de informaciones que van pintando un panorama de favores sin más aval que el parentesco del implicado.

El primer gran caso de corrupción de los noventa se nos antoja escuálido visto con la perspectiva del 2001, pero tuvo un gran impacto por salpicar a quien se creía guardián de las esencias de la izquierda en un gobierno cada vez más escorado al sector "beautiful people".

Fue un duro golpe para aquellos que habían creído en aquello de "podemos meter la pata, pero no la mano". Alfonso Guerra dimitió el 12 de Enero de 1991 durante un mitin en Cáceres. Había aguantado durante un año una de las más duras campañas, no sólo por parte de El Mundo, sino también del Grupo Prisa, con fuertes intereses en el sector que representaban Javier Solana y Carlos Solchaga y que jamás le perdonó el papel desempeñado en la dimisión de Miguel Boyer.

Pero el gran escándalo que puso a El Mundo en el punto de atención fue el Caso Filesa.

El 29 de Mayo de 1991, El Mundo titula, a cinco columnas, como ya es costumbre, con las denuncias de Carlos Van Schouwen. Lo cierto es que la exclusiva fue compartida con El Periódico de Catalunya, que no pudo evitar quedar en evidencia: lo publicó en un pequeño recuadro y hacía meses que tenía la información; sólo se decidieron a publicarla cuando supieron que lo iba a hacer El Mundo.

En efecto, Carlos Van Schouwen se había paseado por las redacciones con un carro de la compra lleno de documentos sin que nadie le hiciese caso: miserias del oasis catalán. Hubo de topar con una redactora novata para que publicasen su historia.

A lo largo de la década cayeron en cascada Julián García Valverde, Aída Álvarez, Carmen Salanueva, Mariano Rubio, la PSV, Ibercorp, Turibén...

Entretanto se había producido la entrada en el capital de Unidad Editorial del Grupo Rizzoli-Corriere della Sera, que tomó el 52% del accionariado mediante una ampliación de capital. Sin embargo, Pedro J. se garantizaba amplios poderes al conseguir un protocolo que daba el control del diario al grupo de fundadores pese a estar en minoría.

El 6 de Junio de 1993 se celebran elecciones generales. Las encuestas apuntan una victoria del PP en medio de la crisis económica y los escándalos. Contra todo pronóstico, el PSOE consigue una nueva victoria. Nace entonces la Conspiración.

A lo largo de los años ochenta se había ido produciendo la confluencia de sectores agraviados o desengañados del PSOE con otros del periodismo netamente conservador o cavernario.

Así, en la célebre AEPI (Asociación de Escritores y Periodistas Independientes), más conocida como Sindicato del Crimen, convivían desde el ex-columnista de Mundo Obrero, Raúl del Pozo al monárquico Luís María Anson, pasando por Camilo José Cela, José Luís Gutiérrez, Antonio Herrero, Luís del Olmo y por supuesto, Pedro J. Ramírez.

Aún sin contar a Luís del Olmo, que se desvínculó tras algunas reuniones, el resto suponían un magnífico arsenal mediático. Tres periódicos: ABC, Diario 16, y El Mundo; y la cadena COPE.

Y el 23 de Noviembre de 1993 llega el tren al que se suben todos. Ese día Diario 16 abre con un titular a cuatro columnas que ha hecho historia: "El patrimonio de Roldán se incrementó en 400 millones desde que es jefe de la Guardia Civil". Simple y conciso.

En realidad no tenían mucho más. Sólo la ligera sospecha de que aquello no era posible con un sueldo de 400.000. De lo contrario hoy Luís Roldán sería Nobel de Economía.

Es entonces cuando el Sindicato da muestras de una acción concertada, sumándose uno tras otro a la carnavalada que termina publicando incluso una memorable fotografía de Roldan en calzoncillos con un flotador durante una orgía. El esperpento.

La aportación de El Mundo en Marzo de 1994 es el descubrimiento de los sobresueldos a cargo de los fondos reservados. Entonces no se le prestó la debida atención a esta información que entronca de nuevo con el GAL y acreditaba la existencia de una Garganta Profunda en el ministerio del Interior.

Pero el Carnaval alcanzó el paroxismo cuando tras no comparecer a dos citaciones judiciales se hace patente que Roldán se ha fugado de España. Semanas después, el 3 de Mayo, El Mundo sorprende con una entrevista al prófugo en París. "Tengo dos alternativas: o pegarme un tiro o tirar de la manta.".

Y el cenit de aquel periodismo de emociones fuertes, de primeras planas de infarto, llegó en Diciembre de 1994 con las declaraciones de Amedo y Domínguez en El Mundo imputando a sus superiores en la trama del GAL.

Después llegaron los papeles del CESID, las escuchas, Perote...

A lo largo de 1995 queda patente que el Gobierno está tocado y sólo el empecinamiento de Felipe González por aguantar a ver si escampaba impidió poner fin a la legislatura. Con todo, no puede superar el abandono de CiU y el 3 de Marzo de 1996 pone fin a 14 años de gobierno socialista.

No se pierdan la próxima edición de El Eternauta con el último episodio de "Le llamaban Pedro Jota."